Red Nacional de Apoyo y Soluciones para Adicciones

100% discreción. Tel GRATUITO.


900 525 727

Síndrome de abstinencia a la marihuana

Publicado:
Home Blog Adicción Entrevistas a especialistas Tratamientos Síndrome de abstinencia a la marihuana
persona con síndrome de abstinencia a la marihuana

Las respuestas de un especialista en adicción al cannabis

Conocido en la jerga popular como “mono”, el síndrome de abstinencia a la marihuana, fumada o ingerida, y al hachís (en definitiva, al cannabis) constituye una etapa brusca. Un trance desagradable, física y emocionalmente, que las personas adictas atraviesan cuando inician su desintoxicación en un centro de adicciones.

Pero también en otros momentos, cuando no pueden, por algún motivo, proporcionarle a su organismo la droga a la que está acostumbrado: el cannabis, la sustancia ilegal más consumida en la unión Europea, sobre todo en españa y Francia, los países que encabezan el ranking. Estas son las respuestas facilitadas por el psicólogo especialista Luis Miguel Real (ver entrevista al pie del artículo)

Foto cabecera: Photo by Andrea Piacquadio from Pexels

Claves para entender el síndrome de abstinencia a los porros

1. Reacciones físicas y emocionales desagradables.

El síndrome de abstinencia es el conjunto de sensaciones físicas y emocionales desagradables que una persona experimenta al reducir el consumo de cannabis, después de haber desarrollado dependencia. Popularmente se conoce como «mono».

2. Ocurre cuando el cuerpo no recibe cannabis.

¿Cuándo y por qué se produce el síndrome de abstinencia en personas adictas al cannabis?

Cuando el cuerpo ha desarrollado dependencia por alguna sustancia, se produce un desequilibrio a causa de la ausencia repentina de la sustancia. De la misma manera que el cuerpo activa la sensación desagradable del hambre cuando los niveles de glucosa en sangre se reducen. El objetivo es motivar a la persona a buscar comida lo antes posible. 

De manera parecida, la persona siente una serie de sensaciones desagradables, cuyo objetivo es motivarla a que vaya a buscar su próxima dosis de THC (el principal principio activo del cannabis y responsable del «colocón» que la mayoría de consumidores buscan)

3. Lo peor se da a los 2 a 3 días de abstinencia.

¿Cuánto tiempo dura este síndrome de abstinencia en personas adictas al cannabis? El pico de intensidad se suele dar en los primeros 2 o 3 días de abstinencia, y después tiende a suavizarse. Puede extenderse hasta 1 o 2 semanas después del último consumo de cannabis, y es raro que se prolongue más allá.

4. Síntomas como ansiedad, irritabilidad…

¿Qué síntomas se manifiestan? Irritabilidad, cambios de humor, ansiedad, dificultades para dormir, dolores de cabeza, incluso fiebre en algunos casos.

5. El mayor riesgo… volver a caer.

¿Qué riesgos conlleva para la salud el síndrome de abstinencia en el caso de personas adictas al cannabis? Afortunadamente, el síndrome de abstinencia del cannabis no es tan serio o contundente como el de otras drogas (como la cocaína o el alcohol). No se tienen registros de que el síndrome de abstinencia de la marihuana haya costado ninguna vida. Sin embargo, el principal riesgo del síndrome de abstinencia de cualquier sustancia es el de provocar una recaída, una vuelta al consumo de la sustancia.

6. Requiere apoyo farmacológico y psicológico.

¿Cómo se controlan los riesgos del síndrome de abstinencia al cannabis? Un profesional de la psiquiatría podrá recomendar diferentes psicofármacos en función de cada caso, los hábitos de consumo, etcétera. En casos muy concretos, la medicación puede ayudar a sobrellevar los síntomas de la abstinencia y facilitar que la persona no vuelva al consumo.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, el apoyo farmacológico es insuficiente para evitar completamente las recaídas en el futuro. Es esencial que la persona cuente con un acompañamiento psicológico y elabore una estrategia de prevención de recaídas (con ayuda de un profesional de la psicología).

Durante el síndrome de abstinencia a la marihuana pueden aparecer dolores de cabea o ansiedad. Foto: JESSICA TICOZZELLI from Pexels.

7. Los efectos del cannabis duran de menos de una hora a varias horas.  

¿Cuánto dura el efecto del cannabis en el cuerpo? Depende principalmente de 3 factores:

  • Factores genéticos y del metabolismo de la persona (lo rápido que sea el organismo en eliminar el THC y demás sustancias del cuerpo)
  • La vía de consumo. Por ejemplo, el cannabis fumado (vía respiratoria) tendrá efectos más rápidos (casi inmediatos) e intensos. Pero si la persona ingiere el cannabis (en forma de galletas o de las populares «space cakes»), el sistema digestivo degradará parte de los principios activos, además de diluirlos en el tiempo.

    Una persona que fuma cannabis puede notar los efectos inmediatamente, y que estos se desvanezcan en menos de una hora. Pero una persona que se haya comido unas galletas con cannabis, puede tardar hasta una hora en empezar a notar los efectos, pero estos podrían alargarse durante varias horas.
  • Nivel de tolerancia y consumos anteriores. Una persona que lleva años de consumos diarios notará que los efectos de un solo porro le duran mucho menos que a un adolescente que prueba el cannabis por primera vez.

8. El desenganche físico del cannabis puede tardar varias semanas, pero el emocional mucho más…

¿En cuánto tiempo se «desengancha» de la droga una persona adicta al cannabis? Cuando hablamos de la dependencia física (síndrome de abstinencia), podemos hablar de un par de semanas. Sin embargo, cuando hablamos de la dependencia emocional, la cosa se complica.

Es importante que entendamos el consumo de cannabis (y de cualquier otra droga) como un intento de evasión de la realidad o de los problemas. Si una persona se acostumbra a utilizar el cannabis en eventos sociales o para relajarse en el día a día, al retirar el cannabis de la ecuación, la persona se verá obligada a enfrentar de golpe las situaciones diarias que antes resolvía fumando. 


Las crisis vitales llegarán tarde temprano. Si la persona no trabaja cómo afrontar estas situaciones, es muy probable que tarde o temprano decida volver a consumir para sobrellevarlas.

Luis Miguel Real, psicólogo en adicciones

Casi siempre nos encontraremos que es necesario trabajar habilidades sociales, gestión del estrés y la ansiedad, etc. Dependiendo de los años de dependencia a la sustancia, puede costar más o menos tiempo trabajar correctamente todo esto en terapia. Desde un par de meses a más de un año.

Cómo la persona trabaje su dependencia emocional al cannabis será crucial a la hora de prevenir recaídas en el futuro. Las crisis vitales llegarán tarde temprano, como a cualquier persona, una ruptura sentimental o incluso una mala semana en el trabajo. Si la persona no trabaja el cómo afrontar estas situaciones, es muy probable que tarde o temprano decida volver a consumir para sobrellevarlas.

INGRESAR EN UN CENTRO POR ADICCIÓN A LA MARIHUANA

Cuando los efectos del cannabis son incontrolables

– ¿Cuándo es necesario que una persona adicta al cannabis ingrese en un centro y cuándo puede tratarse de forma ambulatoria, según tu experiencia?

– El ingreso en un centro debe ser siempre la última opción, cuando todas las demás hayan fallado. Nos plantearemos la opción de ingreso en un centro de desintoxicación cuando el consumo haya llegado a extremos de descontrol.

La principal ventaja del ingreso en un centro será el cambio forzado de entorno, y que, a pesar de los síntomas de la abstinencia, la persona se verá temporalmente incapaz de acceder a más cannabis. También recibirá el apoyo psicológico y farmacológico que necesite, en función del caso.

– ¿Cuáles son las condiciones terapéuticas en que una persona debe atravesar esta etapa?

– Cuando la persona sea incapaz de seguir las indicaciones de psicólogos y psiquiatras por sí misma. Si se plantean tareas en terapia y la persona no las hace, no respeta los acuerdos terapéuticos o le es muy difícil alcanzar la abstinencia en su actual entorno (por ejemplo, que la mayoría de sus amigos y relaciones sean también consumidores y que el consumo sea reforzado socialmente de manera intensa).

PERFIL DE UN PSICÓLOGO ESPECIALISTA EN ADICCIONES

Luis Miguel Real es psicólogo especialista en adicciones en Valencia, y forma parte del directorio especializado de Adictalia (ver ficha profesional).

Luis Miguel Real, psicólogo especialista en adicciones.

– ¿Qué tipo de adicciones atiendes?

– Actualmente, trabajo principalmente con personas que tienen problemas de conductas adictivas con:

  • Tabaco
  • Cannabis
  • Alcohol
  • Cocaína
  • Juegos de azar (apuestas)

¿Cómo es un tratamiento de adicciones en tu consulta?

– En las primeras sesiones nos enfocamos en la evaluación. Conocer la historia de consumo, hacer un mapeado de los reforzadores del consumo, de los intentos anteriores de control, de las principales situaciones de recaída, etc. Con toda esa información (y mucha más) marcaremos objetivos y una dirección para las siguientes sesiones.

En la mayoría de los casos, en las primeras sesiones tras la evaluación nos centraremos en recuperar el control sobre el consumo y reducirlo el máximo posible.

En la siguiente fase, nos centraremos en trabajar la dependencia emocional y las estrategias de prevención de recaídas. Este proceso es individualizado y será ligeramente diferente en cada persona, aunque nos pilares serán los mismos: estudiar la conducta de la persona para poder modificarla y reducir al máximo las probabilidades de recaída.

Y por supuesto, también trabajaremos los nuevos reforzadores alternativos, cambios en el estilo de vida de la persona que hagan que deje de necesitar el cannabis para sentirse mejor en el día a día.

¿Qué perfiles recibes en tu consulta, podrías describirlos?

– Personas de todo tipo, tanto hombres como mujeres, y de cualquier edad. En cuanto al cannabis, desde adolescentes que ya han tenido consumos elevados y problemas, hasta adultos varias décadas mayores, que han intentado mantener el consumo habitual de cannabis «bajo control», pero que se han terminado dando cuenta de que no pueden mantener ese ritmo el resto de su vida sin poner en juego su salud mental.

– ¿Notas alguna diferencia en la evolución de las adicciones en la población: alguna que se evidencia más y otra menos?

– Cada vez hay más concienciación sobre los peligros de las adicciones, y se ha normalizado más el acudir a profesionales, en vez de «sufrir la adicción a solas». Se nota que hay menos estigma y vergüenza que antes, aunque sigue habiendo mucho que hacer en cuanto a divulgación y concienciación.

29 respuestas a “Síndrome de abstinencia a la marihuana”

  1. Dan dice:

    Es mi 2 abstinencia Es más fácil dejarla si eres primerizo?. Mi primera abstinencia fue el 15 de agosto, consumí hasta antier! Y tengo mi segunda abstinencia! Quería saber si es más fácil. La marihuana no es lo mio

  2. Carlos dice:

    Hola. Me cuesta un poco entender tu mensaje.
    Lo más importante es querer dejarla.
    Yo tuve que dejarla de golpe porque me engañaba a mi mismo diciendo que la iba a dejar de a poco. Tengo 42 años he empezado a dejarlo ahora y fumo desde los 16. A mi me encantaba fumar pero en confinamiento peté los moldes. Llegue a tener una vida funcional por las mañanas y fumeteo de tardes, y, aunque repito que me encantaba fumar, empece a sentirme miy mal con mi manera de funcionar.
    Si no es lo tuyo no lo toques, ni marihuana ni nada mas. El cuerpo es capaz de proporcionarte bienestar y no deberia nadie huir de si mismo y de sus problemas tapandolos. Mejor una buena terapia que drogas. La vida puede ser un infierno. Mas vale tener toda la conciencia a tu disposicion. Animo.
    En el poco tiempo qie llevo sin fumar noto mucha mas energia y todo son beneficios. Tengo un ligero insomnio y me encientro de cara con mi ansiedad. Ya no me da miedo. Quiero vivir a pelo.

  3. Js dice:

    Es duró vivir sin el efecto de la mata.. Pero habrán cosas mejores por las cual luchar sin necesidad de fumarla..no se cuanto tiempo dure mi abstinencia pero esperó salir de ella y de los mas de 14 años de consumo..tengo 27 y creó q ya es justo vivir sin necesidad de huir de la realidad.
    .

  4. Manuel dice:

    Estoy pasando por el sindrome de abtinencia y woow a sido terrible, jamas me lo imagine que seria tan duro» ya voy en mi tercera semana y aun la ansiedad aparece una sensacion de puta madre, pero voy mejorando… creo que dejar la weed fue la mejor desicion de mi vida, despues de casi 20 años dormido en la misma. Gracias a Dios e despertado y gracias a distintos farmacos naturales ya puedo tener equilibrio, aun q la ansiedad aparece un poco mas baja, no deja de ser desagradable.. para quien este dando los pasos en querer cambiar su estilo de vida, les recomiendo tomar » Melipass «,»IgnatiaD6″ aromaterapia de lavanda» es mi aporte desde Chile.. Dios bendiga a cada uno de uds y cambiar el estilo de vida nunca sera malo..

  5. Camilo rincon dice:

    Es duro cambiar la vida q se lleva pero es mejor sin drogas

  6. Luis dice:

    Hola. Que bueno oír que hay más personas luchando con la adicción a la droga que nos vendieron como suave y sin los efectos «adictivos» del alcohol, la cocaína u otros.
    Tengo casi 46, consumo de los 15 con algunos períodos de años incluso de no consumo, peor este último año comencé a consumir diariamente y durante todo el día, ya incluso sentía que no me hacía nada así que comencé a subir las dosis y a gastar mucho dinero en ella. Mi esposa comenzó a notar mi cambio pues me aislé del mundo, ahora estoy empezando mi tercer día y estoy hecho mierda en ansiedad e irá. Se que pasará, peor mientras tanto es horrible. Fuerza a todos y a seguir luchando por una vida sobria.

  7. Jorge dice:

    Leo muchos comentarios de personas que pasan lo mismo que yo pero que eran consumidores desde hace más tiempo que yo. Tengo 19 años y era fumador desde los 17 y principalmente empecé a consumir marihuana para calmar mis problemas y no por divertirme o pasar un buen momento con amigos. Desde hace 2 semana empecé el tratamiento para dejarlo por completo, ya me había acostumbrado a fumar dos veces al día porque me motivaba a hacer las cosas diarias mejor (comer, hacer ejercicio), pero es una mentira más que eso. Quiero dejarlo porque siento que mis capacidades se han devaluado como en los estudios o en pasar rato con mi familia, me volví apático si no consumía y ya no me sentía la persona que era hace dos años, aunque los problemas en mi vida nunca faltaron. Soy un adolescente que tiene un hermano mayor consumidor que también me incentivo hacerlo y ahora haré lo posible para que ambos podamos salir de este mundo y ser felices sin necesidad de consumir drogas. Saludos desde Perú 🙌🏻🤍.

  8. Robert dice:

    Hola amigos me llamo Robert tengo 29 años llevo consumiendo canabis desde hace 2 años, empecé con poco y después fue aumentados el consumo al grado de fumar mañana tarde y noche, hace una semana note que ya no me hacia nada solo me daba psicosis y ansiedad.
    Llevo poco más de 72 hr que la deje de fumar y el sindrome de abstinencia esta siendo horrible, me dan cuadros de ansiedad y depresión muy pero muy severos siento que en momentos mi corazón dejara de latir.
    Amigos se los digo de corazón la marihuana es buena de vez en cuando pero si ya eres adicto créanme que tarde o temprano les dará un brote de esquizofrenia ansiedad pánico depresión etc, de toda mi vida lel síndrome de abstinencia esta siendo lo mas dificil, no porque me den ganas de volver a fumar, eso ya lo saqué de mi mente que jamas volveré hacerlo, a lo que me refiero es que se sufre mucho en esta etapa física y mentalmente, así que les mando todas las fuerzas para que puedan salir de esta .

  9. Roger dice:

    Nos engañaron con esta droga blanda … llevo 21 días y no sé si cada vez es más duro …ya no tengo ganas de fumarla ,pero me provoco insomnio algo que puede acabar con uno. Desde ayer me siento depresivo apático y sin ganas de nada…he estado 21 años fumando a diario casi ,desde los 16 y jamás pensé que me provocara todos estos efectos secundarios …espero no volver nunca a probarla y recuperarme pero en el día 21 no veo fin a este malestar …os deseo suerte en esta dura lucha que empezamos como un juego y termino mal .

  10. Emma dice:

    Mañana cumplo 47 años y llevo casi 30 fumando María. Hace unos años lo dejé por dos años pero mi marido es consumidor y finalmente caí .
    Hoy vuelvo a intentarlo , ayer fue mi primer día de abstinencia y si lo pasé fatal , frio, ganas de devolver, ansiedad, calores, y lo peor … un gran vacío , siento mucha soledad así que encontré este lugar donde refugiarme, donde escucháis y consuela ver qué no sólo tú estás pasando por esto. Así que muchas gracias por estar ahí . ❤️

  11. Nerea dice:

    Hola a todxs. He entrado aquí por casualidad y leer todos estos mensajes me ha dado mucha fuerza, así que voy a dejar uno yo también. Tengo 21 años, probé la marihuana por primera vez a los 14, pero mi consumo habitual realmente empezó a los 16. Durante algunas épocas tuve que parar porque me provocaba ataques de pánico, despersonalización y desrealización, ansiedad social, paranoia, etc. Aún así de vez en cuando probaba a fumar de nuevo para ver si ya me sentaba bien, pero no. Entremedias he consumido otras drogas, pero ninguna me ha causado tanta adicción como la marihuana (no sé si por haberme acercado a ellas con más respeto, teniendo muy claro que no puedo abusar). Así estuve varios años, a veces incluso fumando diariamente aunque me diese paranoia, hasta que hace unos meses sí que me empezó a sentar bien de nuevo y mi consumo se disparó. Lo he empezado a usar como ansiolítico, cada vez que tengo algún problema o alguna rallada mental, lo sobrellevo fumando. Por las noches me cuesta dormir, a veces fumo aunque no me apetezca porque sé que si no, estoy dando vueltas en cama hasta las 5. Cuando estoy con mis amigxs no se me ocurre nada que hacer que no sea fumar porros. Aunque no creo que vaya a reducir mi consumo a 0 de momento (porque la marihuana también me aporta algunas cosas positivas), sí que necesito aprender a gestionarlo, reducirlo mucho y que si fumo sea porque de verdad me apetece. Empecé a ir a terapia hace poco (por otros motivos) y la psicóloga me insistió en la importancia de bajar el consumo todo lo posible, sobre todo ahora que todavía estoy en una edad en la que puede tener repercusiones a largo plazo en el desarrollo de mi cerebro. Llevo dos días sin fumar y espero en algún momento ser capaz de aguantar semanas, meses, años, que hasta se me olvide que yo solía fumar porros.

    Ojalá se nos educase desde la información y el consumo responsable, como se hace con el alcohol, y se apartasen la prohibición y las ganas de meter miedo, que lo que provocan es que muchos adolescentes se acerquen a estas sustancias en sus momentos de máxima vulnerabilidad. Ojalá se eliminasen los estigmas hacia los consumidores y se ayudase a quien lo necesita a ir a terapia, para que nadie tenga que lidiar con sus problemas de esta manera, que no lleva a ningún sitio. Tenemos que dejar de sobrevivir y empezar a vivir, sea cual sea el momento en el que nos encontremos. Nunca es tarde para recuperar nuestra vida. Ánimo de corazón.

  12. Miguel dice:

    Hola a Todos, quisiera compartir este testimonio, llevo 10 años fumando yerba, hachís,etc. Comencé a fumar yerba cuando tenía 20 años, ahora tengo 31. He pasado varias veces por este desagradable síndrome de abstinencia, inclusive anualmente lo vivo ya que tiendo a darme un pequeño “break” por 3 o 4 meses ahora mi plan es tener ese break eternamente.

  13. Carlos dice:

    Hola soy de Ecuador en este momento son las 5 am y no e dormido naaada! Fumo desde los 14, haora tengo 31. Que bueno encontrar estos comentarios no saben cuanto me ayudan y me Dan fuerzas. Nada es imposible y esta etapa también pasará suerte

  14. Alvaro dice:

    necesito ayuda

    • Adictalia dice:

      Álvaro, por favor, lámanos al 900 525 727 para poder ayudarte o déjanos tu teléfono en el formulario de adictalia.es

  15. Alvaro dice:

    necesito ayuda . Lo estoy pasando fatal. No puedo más.

  16. Nicolás Roldán dice:

    Hola gente mi nombre es Nicolás, hoy decidí empezar mi proceso de desintoxicación de marihuana, tengo 23 años y fumo desde los 15 años, tome la decisión porque mi consumo desde cuarentena se disparó de manera elevada, la marihuana se convirtió para mí en esa única compañía diaria que mi cuerpo – mente pedían convirtiéndome así en una persona muy introvertida, con ansiedad social, deprimida, pesimista, con lagunas mentales y solitaria, actitudes que hace 2 años no eran normales ver en mí y que me hacen preguntar ¿Dónde fue esa persona? ¿Desde que momento cambié tanto?
    A todas las personas que lean esto quiero decirles primero muchas gracias por compartir sus historias y que no estamos solos, más de uno de nosotros quiso dar este primer paso desde hace mucho porque el erradicar hábitos es difícil pero cuando es para el bien propio no lo es tanto. Mi meta es dejar de fumar por un buen tiempo, quiero volver a encontrarme!

  17. Ricard dice:

    Buenos días,

    Tengo 46 años y consumo desde los 14. Empezé a consumir cuando salía con los amigos pero desde los 18 consumía a diario.
    Lo deje de 2011 a 2019 aunque con algún consumo esporádico en alguna fiesta. En 2020, volví a consumir a diario y hasta finales de este 2021 el consumo ya se había disparado y he decidido dejarlo. Me está afectando en la relación con mis hijos, mi mujer, el trabajo y mi familia.
    Soy incapaz de mantenerme en consumos esporádicos; si tengo fumo. No soy capaz de tener una cajita y algún día fumar. Si hay reservas fumo todos los días y a todas horas.
    Llevo 3 días sin fumar, me siento decaído, físicamente me encuentro mal (dolor de estómago y naúseas) y he tenido 2 crisis de ansiedad que me llevan a llorar durante horas desconsoladamente y a quedarme prácticamente sin aire.
    Me ha alegrado leer que el «mono» físico dura entre 2 y 3 días por lo que entiendo que he pasado el primer bache importante. Ahora toca el psicológico. En mi caso no tengo un entorno que me lleve al consumo pero tengo facilidad para conseguir. Mi lucha estas semanas estará en no comprar.
    Si me dejáis comentarios para conseguir vencer ese deseo irrefenable que tengo durante todo el día de acudir a los contactos que me han proporcionado la sustancia durante largos años me será de gran ayuda.
    A todos los que habéis dejado vuestros testimonios también os lo agradezco ya que me siento arropado en mi lucha interna entre la salud física y mental de no consumir y el camino fácil de no luchar y volver al consumo

  18. Ofe dice:

    Hola tengo 40 años y un hijo .Mi vida fue dificil la soledad hiso que me refugie en los porros .Al principio bien guay despues de años consumiendo aparte de que ya no me hacian nada me dejaban sin ganas de nada ni siquiera salir de casa solo me apetecia fumar solaencerrada en casa pasando totalmente de mis responsabilidades de madre.Acabe arta de que mi hijo me viera asi y decidi dejarlos esta vez para siempre.Lo malo es que sufro insomnio desde siempre y el dejar de fumar lo accentua mas pero estoy dispuesta a pasar este mal rato.Ahora mismo decidi dejarlos elimine el numero de mi dealer ya q le escribia y en 5 minutos estaba en mi casa con mi droga.Se que estos dias seran dificiles no duermo tengo ansiedad sudo temblores malestar estomacal pero lo conseguire si o si por mi y por mi familia que no se merecen que uo tenga este comportamiento tan destructivo.Gracias a todos por contar vuestra experiencia es una ayuda enorme saber que no soy la unica.

  19. Almudena dice:

    Mi hijo fuma porros. Su carácter ha cambiado, no tiene inquietud por nada, miente constantemente, tiene cambios de humor, es agresivo sobre todo verbalmente, su única obsesión es estar con sus amigos hasta 15 horas diarias. Como madre no se como actuar.

  20. David dice:

    Tengo 35 años, empecé a fumar marihuana con 18. La primera vez que la dejé tenía 23. Volví a los 25 y desde entonces he fumado a diario entre 5 y 20 porros… con resultados muy negativos en mi vida social, familiar, laboral y económica. Nunca he conseguido hacer un uso «racional» de la marihuana, y nunca lo conseguiré. O todo o nada.

    Hoy es el tercer día que no fumo. Estoy confuso, me sudan las manos y tengo ansiedad en el pecho. Sé que tengo que cambiar mis hábitos de vida, pero todavía no sé bien cómo. También sé que quiero tener una vida libre, que quiero aprovechar el tiempo, y quiero estar presente.

    Ánimos a todxs: las batallas internas también pueden ser hermosas, aunque duelan.

    • Adictalia dice:

      Muchas gracias por tu testimonio, David. Te deseamos toda la fuerza necesaria para salir. Si necesitas ayuda, aquí estamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El teléfono NO es obligatorio. Sólo si necesitas que te llamemos.

Artículos relacionados

Madre de un hijo adicto: «Parece que él nunca toca fondo… ¿Pero dónde está el final de ese fondo?»

Imagen de Benjamin Balazs en Pixabay

Victoria relata a Adictalia cómo han sido estos 10 años de sufrimiento junto a su hijo adicto

La madre de un hijo adicto nos cuenta en esta entrevista que:


Categoría: Adicción
Publicado:

Leer más

Soy ludópata: 10 actitudes que pueden alertarnos de sufrir adicción al juego

Las claves para revisar la sospecha de: “soy ludópata”


Categoría: Adicción
Publicado:

Leer más

Cómo ayudar a un alcohólico: “Quizás sea la adicción de la que más gente sale”

Graciela Angood Paredes, especialista en adicciones, explica el tratamiento del alcoholismo


Publicado:

Leer más

Existe una solución para ti


900 525 727