fbpx

Red Nacional de Apoyo y Soluciones para Adicciones

100% discreción. Tel GRATUITO. L-V 10-19.30H


900 525 727

Alcoholismo, adicción al alcohol

Home Adicciones y tratamientos Alcoholismo, adicción al alcohol
Adicción al alcohol centros de desintoxicación

¿Cómo se llega al alcoholismo y cómo salir de esta terrible enfermedad?

Ampliamente aceptada a nivel social, el alcohol es considerada por muchas personas como una droga “blanda”, lo mismo que la marihuana. Sin embargo, este calificativo ignora el hecho de que la adicción no consiste tanto en el elemento que se consume (alcohol, cocaína, marihuana…) como en la relación de dependencia que establecemos con él. En otras palabras, si necesitamos una copa de vino cada noche para “sentirnos bien” y, de lo contrario, si nos vemos privada de ella nos encontramos mal, entonces estamos frente a una posible adicción, más allá de que sea sólo una copa. Está claro que los efectos físicos serán diferentes según las cantidades que consumamos.

UN ALCOHÓLICO ES UNA “PERSONA ENFERMA”.

Perder la capacidad para vivir sin depender del alcohol, incluso de encontrarle sentido a la vida si esta sustancia no está presente, describen a una persona alcohólica. El alcohol permite adormecer los sentidos, evadirse, por ello frente a la falta de sentido, los momentos de incertidumbre o estrés, o la poca autoestima para enfrentar situaciones sociales, parece un recursos fácil, accesible y efectivo. Cuando menos, lo es mucho más que trabajar esas áreas poco desarrolladas de nuestra personalidad para evolucionar. Y así nos hacemos dependientes y adictos.

En España observamos una mayor tasa de consumo de alcohol en jóvenes. El 60% de los adolescentes menores de 14 años ya han vivido alguna experiencia con el alcohol. La tasa de ingresos hospitalarios por comas etílicos han aumentado.

La adicción al alcohol puede surgir a partir de circunstancias a las que no hemos sabido dar respuestas y las hemos vivido de forma extrema, como experiencias difíciles de trabajo, pareja, familiares…

Además de algunas causas genéticas, la adicción al alcohol puede manifestarse por algún trauma sufrido durante la vida. También frente a circunstancias a las que no hemos sabido dar respuestas y las hemos vivido de forma extrema, como experiencias difíciles de trabajo, pareja, familiares… Momentos en lo que la persona encuentra en el alcohol un falso alivio que puede transformarse en dependencia.

Al tiempo que la familia de una persona con alcoholismo resulta clave para que éste pueda encontrar alguna salida, sus miembros padecen las consecuencias de la enfermedad. Convivir con un alcohólico puede crear patologías co-alcohólicas: culpabilidad, desesperación, falta de confianza, dependencia y depresión…

CONSECUENCIAS EN EL ORGANISMO

Según el Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo, el alcohol provoca diferentes secuelas sobre nuestros organismo:

Cerebro

El alcohol interfiere con las vías de comunicación del cerebro y puede afectar la apariencia y el funcionamiento del cerebro. Estas interrupciones pueden cambiar el estado de ánimo y el comportamiento, y hacer que sea más difícil pensar con claridad y moverse con coordinación.

Corazón

Beber mucho durante mucho tiempo o demasiado en una sola ocasión puede dañar el corazón y causar problemas que incluyen:

  • Cardiomiopatía: estiramiento y caída del músculo cardíaco
  • Arritmias – latidos cardíacos irregulares
  • Alta presión sanguínea

Hígado

Beber en exceso afecta el hígado y puede provocar una variedad de problemas e inflamaciones hepáticas, que incluyen:

  • Esteatosis o hígado graso
  • Hepatitis alcohólica
  • Fibrosis
  • Cirrosis

Páncreas

El alcohol hace que el páncreas produzca sustancias tóxicas que eventualmente pueden provocar pancreatitis, una inflamación peligrosa e hinchazón de los vasos sanguíneos en el páncreas que impide la digestión adecuada.

Cáncer

Basado en extensas revisiones de estudios de investigación, existe un fuerte consenso científico de una asociación entre el consumo de alcohol y varios tipos de cáncer. En su Informe sobre carcinógenos, el Programa Nacional de Toxicología del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. enumera el consumo de bebidas alcohólicas como un carcinógeno humano conocido.

Ayuda compartiendo

Te escuchamos.
L-V de 10-19.30H


900 525 727