Red Nacional de Apoyo y Soluciones para Adicciones

100% discreción. Tel GRATUITO. L-V 10-19.30H


900 525 727

Compras compulsivas

Home Adicciones y tratamientos Compras compulsivas
Adicción a las compras compulsivas

¿Podemos crear adicción a consumir… lo que sea para llenar el vacío que sentimos?

¿Comprar puede convertirse en una adicción? Sin duda, si entendemos adicción como una dependencia a una actitud o conducta que nos quita libertad en la medida en que sin ella nos sentimos mal, sufrimos, y la necesitamos para encontrarle sentido a nuestra vida. Esta adicción puede pasar desapercibida al tiempo de estar incentivada por todos lados en una sociedad y una economía que donde la máquina de producción debe moverse cada vez más rápido para sostenerse.

En este modelo social, la adquisición de objetos materiales y virtuales representan una excusa perfecta e incuestionada para llenar el vacío interior que muchas personas sienten. Comprar es un acto cotidiano que parece exento de toda maldad y perjuicio. Pero además de tener múltiples consecuencias medioambientales y sociales, en el caso de los adictos al sexo conforma una obsesión en la que se encuentran atrapados.


La necesidad llega a primar por sobre prioridades económicas, personales, de tiempo…


La necesidad de adquirir y no ser capaz de supervisar el “impulso primario que nos arrastra” a comprar lo que sea como si fuera una necesidad básica representa una enfermedad. La necesidad llega a primar por sobre prioridades económicas, personales, de tiempo… La persona pierde la noción de lo que realmente precisa y obtener lo último en moda, tecnología, cosmética se convierte en su máxima necesidad, a veces no sin “rastro de culpabilidad” oculto.

Adquiere de forma compulsiva y por todos los medios a su alcance cualquier tipo de producto que les haga sentirse satisfechos por “poseer”. Nunca, por supuesto, es suficiente y el consumo se transforma en una conducta perturbadora, constante, que termina por endeudarles y hasta por llevarles al robo, incluso a desarrollar cleptomanía.


Acumular o devolver son dos resultados igualmente incongruentes de esta enfermedad que termina por desencadenar el caos personal y económico.


Tener en lugar de ser. Adquirir, coleccionar, conquistar a cualquier precio se transforma en el modus operandi de vida de las personas adictas a las compras. Acumular o devolver son dos resultados igualmente incongruentes de esta enfermedad que termina por desencadenar el caos personal y económico de quien la sufre. Así, a golpe de tarjeta habitúan al cerebro a crear “endorfinas” y “dopamina”, las hormonas del placer y el bienestar (que representan para muchas personas la ansiada felicidad), y crean de esta forma un patrón adictivo afín y comparativo a la drogadicción.

Actitudes que pueden delatarnos este tipo de adicción. Adquirir de manera compulsiva cosas que no se precisan; tener temor a ser descubierto; sentirse mal por no tener una tarjeta de crédito o bien dinero en efectivo; tener múltiples tarjetas del tipo; adquirir online en instantes de soledad, hastío o bien vacío; ocultar los artículos comprados para no ser juzgados; salir a adquirir cuando se está deprimido o bien estresado. Ahora bien, tener en algún momento alguno de estos comportamientos no significa ser adicto a las compras. 

Ayuda compartiendo

Te escuchamos.
L-V de 10-19.30H


900 525 727