+2.400 tratamientos iniciados

+15.000 familias ayudadas

+3,8M de lectores/as

PAREJA ADICTA

Retirar la custodia o la patria potestad en casos de adicción

¿Cuándo se puede perder la tenencia de hijos/as por consecuencia de una dependencia?

8 minutos
Publicado el
Retirar la custodia o la patria potestad en casos de adicción

Aparece en este artículo

Arantxa Aparicio Piqueras
Abogada experta en derecho de familia | Web

La restricción del régimen de visita a sus hijos/as, la retirada de la guarda y custodia o, incluso, de la patria potestad a una ex pareja adicta. Se trata de temas que se consultan de forma recurrente en los teléfonos de Adictalia. De hecho, una pregunta casi tan frecuente como los casos de las parejas con hijos que se separan porque la adicción de uno de ambos torna la situación familiar insostenible.

En ocasiones, la pareja que no sufre la enfermedad en carne propia logra imponerse a la coadicción: el trastorno psicológico que experimentan muchas personas que conviven con adictos/as. La codependencia, como también se la conoce, consiste en desarrollar dependencia psicológica a nuestro familiar con adicción. Esto implica actitudes tóxicas que giran en torno a la adicción: sobreprotección, control y mucha obsesión

Cuando las parejas logran sobreponerse a esta situación, son capaces de tomar las riendas de su vida y separarse. Incluso cuando hay hijos o hijas de por medio. Pero, sobre todo en estos casos, tardan poco en darse cuenta de que al salir por la puerta existe otra realidad. Una muy difícil de aceptar siendo madre o,  en muchas menos ocasiones, padre. Esta es: que sus primogénitos deben convivir durante días, incluso la mitad del mes, con la adición de sus progenitores y con las consecuencias de sus actos.

El problema es cuando la persona que sufre la enfermedad de la adicción no acepta el problema, niega que lo tiene, y rechaza toda opción de tratamiento. ¿Qué hacer? ¿Cómo proteger a los menores? ¿Qué opciones a nivel judicial tenemos frente a la negación de la adicción de una ex pareja adicta?

Adictalia habló con Arantxa Aparicio Piqueras, abogada experta en derecho de familia que atiende con frecuencia casos de separaciones y custodia de menores, donde la adicción está presente.

Patria Potestad vs. Guarda y Custodia

Guarda, custodia y patria potestad

– ¿Qué diferencia existe entre la patria potestad y la guarda y custodia?

La patria potestad se refiere al conjunto de deberes y facultades que corresponden a los padres/madres sobre sus hijos/as menores de edad (los no emancipados o aquellos que han sido incapacitados judicialmente). Estos deberes y facultades comprendidos en la patria potestad consisten en: 

  • Asistir a los hijos y velar por ellos, estar en su compañía, alimentarlos, cuidarlos, proporcionarles medios para su adecuada higiene y su salud; 
  • Brindarles educación, tanto académica como en la esfera personal; 
  • Administrar los bienes de los hijos (aunque estos bienes sean propiedad de los hijos) y representar legalmente a los hijos cuando sea necesario.

Son decisiones relativas a la patria potestad las más trascendentes para los hijos:  lugar de residencia, cambios de colegio, tipo de educación (religiosa o laica…).

Por regla general, la patria potestad la ostentan ambos progenitores, a no ser que uno de ellos haya sido privado judicialmente por causas tasadas de forma expresa en la ley. Aunque en algunos casos (por ejemplo, cuando el progenitor está incurso en proceso judicial relacionado con la violencia de género), cabe la posibilidad de que, ostentando ambos la patria potestad, el ejercicio se atribuya de forma exclusiva a uno de ellos.

La guarda y custodia se relaciona con las decisiones diarias de cuidado y asistencia de los/as hijos/as, así como con la convivencia con ellos. Algunos ejemplos de responsabilidades de quien ejerce la custodia son: 

  • Organizar tareas escolares y extraescolares
  • Ayudar con los deberes
  • Recoger a los hijos del colegio
  • Organizar las comidas y cuidados diarios.

La guarda y custodia puede atribuirse de forma compartida entre ambos progenitores o a uno solo de los progenitores, atribuyéndose en este caso al otro un régimen de visitas.

En resumen, la patria potestad abarca decisiones trascendentales, mientras que la guarda y custodia se enfoca en la convivencia y el cuidado diario de los hijos.

¿Se pueden perder por adicción?

– ¿Se puede perder la guarda y custodia y, en su caso, la patria potestad de hijo/a por sufrir adicción?

– Sí, es posible perder la guarda y custodia y, en algunos casos, incluso la patria potestad debido a la adicción.

En cuanto a la guarda y custodia, si un progenitor sufre de adicción, esto puede afectar su capacidad para cuidar adecuadamente de sus hijos/as. Los tribunales evalúan el interés superior del menor al tomar decisiones sobre la custodia. Si la adicción pone en riesgo la seguridad o el bienestar del menor, la autoridad judicial podría otorgar la custodia al otro progenitor. 

En estos casos, es importante demostrar que se está trabajando activamente en la recuperación y que se puede proporcionar un ambiente estable y seguro para los hijos.

Por otra parte, la pérdida de la patria potestad es más infrecuente y generalmente ocurre en situaciones graves. Pero la adicción por sí sola no suele ser motivo suficiente para perder la patria potestad. Para ello, debería quedar acreditado que la adicción conduce a un comportamiento del progenitor perjudicial para los hijos.

Es fundamental buscar apoyo legal y terapéutico para proteger a tus hijos/as y trabajar hacia una recuperación saludable.

Busca ayuda profesional para tratar la adicción y demuestra tu compromiso con la recuperación y la seguridad de tus hijos.

Arantxa Aparicio Piqueras

– ¿Cuál es más común de estas dos situaciones en casos de adicción, según su experiencia profesional?

– Según mi experiencia profesional, la pérdida de la guarda y custodia es más común que la privación de la patria potestad en casos de adicción.

Si la adicción de un padre o madre afecta negativamente la capacidad para cuidar adecuadamente a los/as hijos/as, lo más probable es que se otorgue la guarda y custodia al otro progenitor. La privación de la patria potestad es mucho menos frecuente ya que se reserva para las causas tasadas expresamente en la ley.

¿Qué es «desatender la crianza de un menor»?

– ¿Qué se considera como “desatender la crianza de un menor” desde el punto de vista legal?

– Se refiere a la falta de cuidado, atención y protección que un progenitor debe brindar al menor de edad. Implica un conjunto de diversas circunstancias, como:

  • No garantizar una alimentación adecuada y suficiente para el menor; 
  • No llevar al niño al médico cuando lo necesita o no brindarle los medicamentos necesarios;
  • No proporcionar un lugar seguro y limpio para vivir; 
  • No llevar a los niños a la escuela…

– ¿Podría darnos otros ejemplos de situaciones donde la desatención justifique la retirada de la custodia o la patria potestad?

  • Abandono físico: Si un padre o madre no proporciona cuidado básico, como alimentación adecuada, higiene o atención médica.
  • Ambiente inseguro: Si el hogar es peligroso para el menor debido a condiciones insalubres o riesgos evidentes.
  • Adicciones no tratadas: Si un progenitor sufre de adicción y no busca tratamiento, está poniendo en riesgo la seguridad y el bienestar del niño. Por ejemplo, si el consumo de sustancias afecta la capacidad para cuidar adecuadamente al menor.
  • Violencia doméstica: Si hay violencia física o emocional en el hogar y el niño está expuesto a situaciones peligrosas. La protección del menor es prioritaria en estos casos. 
  • Falta de asistencia escolar: Si un niño falta constantemente a la escuela debido a la negligencia de los padres. La educación es fundamental para el desarrollo del menor. 
  • Abandono continuo: Si los padres no cumplen con sus responsabilidades de manera persistente. Esto puede incluir la falta de supervisión, apoyo emocional o atención adecuada.
Qué hacer ante la negligencia de la ex pareja

– ¿Qué puede/debe hacer una persona cuando ve que su ex pareja desatiende a sus hijos a causa de su adicción? ¿A dónde debe dirigirse?

–  En estos casos es crucial tomar medidas para proteger a los menores. Aquí hay algunas acciones que se pueden considerar:

  • Buscar Asesoramiento Legal: Consulta con un/a abogado/a especializado en derecho de familia. Puede asesorarte sobre tus derechos y opciones legales. En especial, sobre la modalidad de custodia más favorable para el/la menor en ese momento (para garantizar la seguridad y el bienestar de los niños). Y sobre la posible suspensión del régimen de visitas, incluso sobre la atribución del ejercicio exclusivo de la patria potestad a uno de los progenitores.
  • Comunicación con la Escuela: Trabaja en estrecha colaboración con la escuela de tus hijos/as. Asegúrate de que estén recibiendo el apoyo necesario. La escuela puede ser un recurso valioso para identificar signos de desatención o problemas relacionados con la adicción.
abogado familia custodia pareja adicta
En un proceso judicial de privación de la patria potestad o sobre guarda y custodia es obligatoria la intervención de un/a abogado/a.
Aportación de pruebas

– ¿Qué pruebas hay que aportar para demostrar que una ex pareja es adicta y que esto está repercutiendo en la crianza del menor?

  • Declaraciones de Testigos: Testigos que hayan presenciado el consumo de drogas por parte de la ex pareja.
  • Informes Médicos: Documentación médica que indique el consumo de sustancias estupefacientes.
  • Imágenes o Vídeos: Fotografías o vídeos que muestran el comportamiento relacionado con la adicción.
Pasos a seguir

– ¿Qué trámites/pasos concretos implica el procedimiento judicial para pedir que se retire la custodia a un/a progenitor/a adicto/a?

Dado que los trámites a seguir son completamente distintos en función de si nos encontramos ante un proceso penal o civil y, atendiendo a la complejidad del asunto, conviene consultar con un Abogado para atender el caso concreto.

El rol del abogado

– ¿Se requiere la asistencia de un/a abogado/a para llevar a cabo este procedimiento o lo puede realizar la ex pareja de la persona que sufre adicción?

– Para la intervención en un proceso judicial sobre privación de la patria potestad o sobre guarda y custodia es obligatoria la intervención de abogado.

Toda adicción se puede superar, con la ayuda adecuada.

– ¿Cómo se prueba la enfermedad en casos de adicciones donde no hay sustancia, como la ludopatía? 

– Las adicciones conductuales o comportamentales se prueban a través de:

  • Testigos/as.
  • Documentos, como grabaciones.
  • Peritos Médico Forense.
Duración de la retirada de custodia

– ¿Cuánto tiempo dura la retirada de la custodia por adicción, es decir, es reversible esta medida?

– La retirada de la custodia debido a la adicción no tiene una duración fija y puede variar según las circunstancias específicas de cada caso. Aquí están algunos puntos clave para valorar la duración de la medida:

  • Evaluación continua: La decisión de retirar la custodia se basa en el interés superior del menor. Si un progenitor demuestra que ha superado su adicción y puede proporcionar un entorno seguro, la situación puede cambiar.
  • Rehabilitación y cumplimiento: La rehabilitación activa y el cumplimiento de las órdenes judiciales son esenciales. Si el progenitor adicto demuestra mejoría y estabilidad, se puede reconsiderar la devolución de la custodia.

En resumen, la medida de retirada de la custodia no es necesariamente permanente y puede ser reversible si se demuestra una mejora significativa y un ambiente seguro para los/as hijos/as. Para modificar tal situación, habría que iniciar un procedimiento judicial de modificación de medidas.

¿Cómo se recupera la custodia?

– ¿Qué hay que demostrar para recuperar la custodia de hijos/as en un caso de adicción y cuándo puede darse?

En un caso de adicción en que se ha retirado la custodia de menores, para recuperarla hay que demostrar:

  • Mejora sostenida: Trabaja en tu recuperación: Busca ayuda profesional para tratar la adicción. Demuestra un progreso constante: Muestra que estás comprometido/a con la rehabilitación y la estabilidad.
  • Ambiente seguro: Crea un entorno seguro para los hijos: Asegúrate de que tu hogar sea apropiado y libre de riesgos.
  • Participación activa: Asiste a terapias o programas recomendados: Participa en terapias familiares o individuales. Muestra tu compromiso con la recuperación.
  • Interés superior del menor: El juez evaluará si la recuperación beneficia a los hijos. La decisión se basará en el bienestar de los menores.

La recuperación de la custodia depende de la mejora sostenida, la creación de un ambiente seguro y la participación activa en el proceso legal. Cada caso es único, y es fundamental seguir las recomendaciones legales y trabajar en la recuperación.

Arantxa Aparicio Piqueras
¿Tratar la adicción es un atenuante?

– ¿Entrar en un centro de desintoxicación representa un atenuante positivo frente a la justicia para frenar el procedimiento de retirada de custodia de hijos/as?

– La entrada en un centro de desintoxicación puede ser vista como un paso positivo hacia la recuperación. Los tribunales pueden considerar esto como un esfuerzo por mejorar y proteger el bienestar de los hijos.

Si te gustó el artículo, ¡compártelo!

Redacción

Equipo Adictalia
Comité Editorial | comunicacion@adictalia.es

Escribe un comentario

No se mostrarán tus datos personales, solo tu nombre. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Mantente actualizado sobre las novedades del sector. La salida es colectiva.

Coadicción: cómplices de la adicción “por amor” a quien la sufre

Cuando dejas de vivir tu vida por sobreproteger a un/a familiar adicto/a

Publicado el
9 minutos

Echar a un adicto de casa: ¿es recomendable?

Tres especialistas en adicciones ofrecen las claves para tomar una decisión radical.

Publicado el
9 minutos

«Amor duro»: la estrategia más eficaz para ayudar a un adicto

Cómo relacionarte con familiares que niegan su adicción

Publicado el
7 minutos
Índice de este artículo