CUANDO UNA PERSONA NO ACEPTA SU ENFERMEDAD

Ingreso involuntario de una persona adicta en un centro de desintoxicación

¿Se puede internar en España a un drogadicto contra su voluntad?

16 minutos
Publicado el
Artículo actualizado el
ingreso involuntario o forzoso de una persona adicta

Las situaciones en que la familia de un adicto o una adicta llega al límite (es decir, que “no da más”), son casi tantas como las personas que sufren esta enfermedad. Ante la negativa de su familiar a reconocer que tiene un problema y necesita ponerse en tratamiento, muchos familiares se plantean la necesidad de una entrada involuntaria o forzosa en un centro de desintoxicación. 

Pero, ¿es factible esta alternativa para obligar, nunca mejor dicho, al familiar a someterse a tratamiento? ¿Cuáles son las condiciones, tanto terapéuticas como judiciales, para conseguirlo?  Y, en todo caso, ¿resulta conveniente desde el punto de vista terapéutico?

El requisito fundamental para el ingreso involuntario es que la persona con problemas de adicción ha de encontrarse, según diagnóstico médico, en estado de inconsciencia o “enajenación mental”, representar un grave riesgo para ella u otras personas a causa de la adicción y, aún así, rechazar la posibilidad de tratarse en un centro.

Estas son las respuestas que nos ha brindado Miguel Quesada Medina, abogado especialista en derecho de familia, matrimonial, violencia de género y penal.

Tipos de ingreso involuntario

Tipos de ingreso involuntario civil: ordinario y urgente

– ¿Cuándo se puede ordenar el ingreso involuntario o forzado en un centro de desintoxicación para una persona con adicción? Es decir, ¿de qué depende que nos puedan otorgar un ingreso involuntario?

– Antes que nada, hay que comprender que todo internamiento es una limitación a la libertad de movimiento del artículo 17 de la Constitución española. En este sentido, hay que distinguir si el ingreso es por causa civil o penal. Este último se produce a partir de la adopción de una medida de seguridad de internamiento en centro terapéutico en vez de la pena de prisión.

El internamiento civil se regula por el artículo 763 de la LEC y por la sentencia del Tribunal Constitucional de 2012. Por causa civil, consiste en un ingreso médico: es una decisión terapéutica por la situación de enajenación mental, con un grave riesgo para  la salud de la persona o de terceras personas, la cual precipita la necesidad de su internamiento.

A su vez, el ingreso involuntario de tipo civil de una persona con adicción puede ser:

  • Ordinario, que requiere la  autorización judicial previa al internamiento. 
  • Urgente, cuando existe un riesgo grave e inminente, donde el internamiento se decide por parte del personal médico, y la aprobación judicial es posterior, pero siempre necesaria. Esta autorización debe solicitarse en el plazo máximo de 24 horas.

El internamiento involuntario también puede ser realizado como una medida cautelar dentro del procedimiento de medidas de apoyo, para personas con discapacidad que están en una situación de desamparo.  Es evidente que la petición debe ir acompañada de un informe social y de un informe médico. Así como, a ser posible, de la identificación del centro donde va a ser ingresado.

ingreso forzado de un joven adicto
La persona adicta debe ser diagnosticada como falto de consciencia sobre la necesidad urgente de tratamiento para que la justicia ordene su ingreso involuntario.
Condiciones que deben reunirse

– ¿Cómo es el perfil de una persona adicta para la que se requiere un ingreso involuntario? 

– Para que se apruebe el ingreso involuntario de tipo civil deben reunirse las siguientes condiciones:

  • La adicción de la persona implica una enajenación mental provocada por el consumo
  • La enajenación mental debe quedar probada por informe médico. 
  • Debe tratarse de una enajenación o adicción persistente en el tiempo. 
  • La situación vital de la persona representa un factor de gravedad para ella o para terceros, cuyo riesgo puede aminorarse con el tratamiento.   
  • El internamiento y las medidas que se adopten deben de ser  proporcionales a su situación. 

– ¿Qué requisitos deben cumplirse para conseguir un ingreso involuntario por adicción de tipo civil?

Enajenación mental grave, persistente y que conlleve una perturbación, conforma la condición básica que debe presentar una persona susceptible de ser ingresada de forma involuntaria en un centro de desintoxicación.

– ¿Qué significa enajenación mental?

– En España, los motivos de ingreso involuntario más frecuentes son:

  • Alteraciones de conducta en el entorno familiar
  • Agravamiento de la sintomatología derivada de, o asociada a, la enfermedad de la adicción que el afectado padece: esquizofrenia, trastorno delirante, trastorno de personalidad, las cuales precipitan el internamiento. 
  • Motivos esgrimidos por los facultativos con el fin de beneficiar la salud de la persona, cuando no existe ninguna otra alternativa para el diagnóstico, estabilización y control de su estado.

– ¿Cómo se determina si una persona está enajenada, cómo se prueba ante el juez?

– Por medio de: 

  • Informes médicos, normalmente aportados por la familia
  • El posterior reconocimiento del médico forense
  • Y la propia intervención e inspección del juez o jueza

La persona que sufre un trastorno mental grave sólo puede ser sometida, sin su consentimiento, a una intervención que tenga por objeto tratar dicho trastorno en una sola situación: cuando la ausencia de este tratamiento conlleve el riesgo de ser gravemente perjudicial para su salud.

Expedición de informes médicos

¿Quiénes pueden expedir los informes médicos para el ingreso involuntario en un centro?

– Para aprobar la necesidad de ingreso involuntario debe presentarse Informes médicos públicos o privados de: 

¿Cómo puedo acceder a estos informes de caracter estríctamente personal y protegidos si mi familiar con adicción no quiere que lo hga?

– Es complicado, cierto. Esta es la situación habitual que ocurre: la necesidad de presentar una demanda y no tener la documentación médica. Lo recomendable es ponerse en contacto con la Fiscalía civil, y que sea ésta la que reclame la documentación médica necesaria para poder iniciar el procedimiento judicial o, a la inversa, iniciar el procedimiento judicial y solicitar esa documentación médica. Pero si lo hace la Fiscalía la posibilidad de acceder a esos informes será mucho más sólida.

En otras ocasiones, cuando la relación con la persona con adicción lo permite, se puede prever esta situación, y pedirle al familiar adicto firme un Poder notarial a favor de alguno de sus familiares. Este Poder le permite a la familia actuar, cuando la problemática de la adicción recrudece y se torna insostenible, en determinadas actuaciones, como puede ser las de tipo médico, para obtener la información y la documentación necesarias para iniciar el procedimiento judicial. Este camino se da en casos en que se ha podido anticipar un escenario complicado, y se ha aprovechado determinadas instancias de “mayor cordura” en la relación con el familiar con adicción, para que éste firme el Poder.

Lo claro es que el acceso a la información médica de la persona adicta es un problema para la familia, y el camino es acudir a la Fiscalía civil para que sea ésta la que la solicite.

¿Qué importancia tienen estos antecedentes médicos para que se autorice el ingreso involuntario?

– El internamiento es una medida médica, por lo cual los informes son la base para poder adoptarla. Es una medida que, generalmente, la indica el médico o médica y después la autoriza el juzgado.

Si el internamiento responde a una medida de seguridad, resulta esencial justificar que la persona que se interna tenga una situación de dependencia por la cual se requiere realmente adoptar una medida restrictiva de su movimiento. Y, además, demostrar que ese internamiento le producirá un beneficio que amerita la limitación de su movilidad.

¿Quién puede solicitarlo?

Quién puede solicitar el ingreso involuntario por adicción

– ¿Qué personas son las que pueden solicitar el ingreso involuntario y a qué institución deben dirigirse?

– El ingreso involuntario civil lo puede pedir cualquiera. Aunque, en la práctica, la solicitud generalmente se da por parte de la persona afectada por la adicción, de  familiares de derecho o de hecho, o del Ministerio Fiscal.

Las partes legitimadas para solicitar un ingreso involuntario civil pueden ser:

  • La propia persona que sufre adicción
  • Su cónyuge no separado, de hecho o legalmente, o quien se encuentre en una situación de hecho asimilable
  • Sus descendientes
  • Sus ascendientes
  • Sus hermanos/as 
  • El propio Ministerio Fiscal, si las anteriores personas no existieran o no lo solicitaran

En el caso del internamiento urgente, lo debe requerir la familia o el médico que le atiende en esa situación límite. Los familiares suelen llamar al 112 para solicitar el ingreso involuntario urgente.

persona adicta agresiva
La persona adicta debe representar, de forma probada, un riesgo para ella misma o para su entorno para recibir una orden de ingreso involuntario.
¿A dónde se presenta la documentación?

– ¿A dónde debe dirigirse la persona adicta o el familiar para solicitar un ingreso involuntario civil ordinario?

– El internamiento involuntario llevado a cabo por la vía ordinaria, cuando no es urgente, se realiza “previa” autorización judicial. Por tanto, se inicia con la solicitud ante el Tribunal Civil competente que corresponda a la residencia de la persona afectada. 

El ingreso por vía involuntaria es una medida sanitaria excepcional: implica una pérdida de libertad personal, por lo que afecta a derechos fundamentales de la persona. Esto motiva el necesario control judicial en función de lo dispuesto por el artículo 763 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Por su parte, la familia puede ir al Juzgado y solicitar que se inicie un proceso de medidas de apoyo que incluya el ingreso involuntario del familiar. Lo más conveniente es dirigirse a la Fiscalía Civil y solicitar su intervención. Deberá aportar la información y documentación que justifique que es necesario el ingreso involuntario.

La familia también puede ir a la Fiscalía y que sea ésta la que inicié el proceso. En este caso, quien decide si continuar con el trámite de ingreso es el Ministerio fiscal. Por ello, si la familia quiere controlar el proceso del ingreso, lo más conveniente es que acuda a un abogado o una abogada y que lo solicite.

La negación es parte de la enfermedad de la adicción.
Podemos ayudarte a romperla y revertir la situación.

– ¿La familia puede hacerlo por su cuenta o conviene que realice el trámite por medio de un abogado?

No es necesaria la figura del abogado o abogada, pero es muy conveniente, porque va a asesorar y acompañar de forma previa y durante todo el proceso. Además, es quien lidiará con la Fiscalía y con el Juzgado, lo cual muchas veces es engorroso, para que se apruebe la medida de internamiento. A veces la burocracia judicial cansa a la familia y ésta termina por abandonar el proceso. Por tanto, resulta muy útil tener un/a abogado/a que le represente.

Ingreso involuntario ordinario Tiempo de aprobación del caso

Tiempos del ingreso involuntario ordinario

– ¿Cuánto tiene que esperar la familia para que le respondan sobre si le conceden el ingreso involuntario civil ordinario?

– El tiempo de aprobación depende de la situación de la persona adicta y la alteración que presenta, y si existe una situación de riesgo para ella o su entorno. Aquí es importante la figura del abogado o abogada, quien va a estar encima del tribunal para que la media se apruebe lo antes posible.

¿Qué tiene en cuenta el Juzgado?

– ¿Qué tiene en cuenta el Juzgado para resolver el ingreso involuntario ordinario?

– Los informes de centros especializados, públicos o privados, y, en algunos casos, los de salud mental. Todos estos documentos son posteriormente revisados por el médico forense adscrito al Juzgado, y en algunos casos por el juez o jueza que resuelve.  

Estos informes deben de ser precisos y determinar que sufre una dependencia, la cual produce unas consecuencias que hacen necesario ingresar a la persona para tratarla.  

La familia debe presentar ante la autoridad judicial estos informes médicos que corroboren la existencia de patología psiquiátrica. En ellos se deberá constar expresamente que, en el momento de la solicitud, la persona precisa de tratamiento médico. Porque existe grave riesgo para ella (ya que de no ser tratada podría sufrir un deterioro relevante) o para su entorno si no fuera compensada.

Una vez presentada la solicitud ante el Tribunal competente, el juez o jueza, junto con el forense adscrito al Juzgado, procederán a realizar un examen previo de la persona para determinar si es conveniente el internamiento. Tras los trámites legales, se dictará un Auto en el que se autoriza o deniega la solicitud.

– Es decir, que los informes médicos son fundamentales para que se apruebe el ingreso…

– Sí. El hecho de que “informen” significa que demuestran la situación de dependencia, que tiene gravedad y que ésta es persistente. También la forma en que afecta a la persona y a su entorno. De manera que, si no se adopta un tratamiento en un centro, puede agravarse su situación médica y familiar.

Todos los internamientos conllevan dar esa información al interesado y que éste lo comprenda. Por ello, se realiza en muchas ocasiones una entrevista donde están presentes el juez o jueza y la persona que ingresará. En este momento se le indica a esta última la necesidad de adoptar la medida y la proporcionalidad  que tendrá la misma.

¿La persona adicta puede negarse?

– ¿Puede anteponerse la persona afectada al trámite de su ingreso involuntario ordinario?

– Si lo desea, la persona afectada por una medida de internamiento involuntario puede comparecer en el proceso con su propia defensa y representación. [En el caso del ingreso civil urgente, se entiende que la persona está en una situación límite en la que no puede actuar por sí misma: se encuentra en un estado grave que requiere la intervención médica]. En caso de no hacerlo, será defendida por el Ministerio Fiscal, siempre que no haya sido éste el promotor del procedimiento, el que intervenga para revisar la necesidad real de limitar su movilidad. En otro caso, el letrado de la Administración de Justicia le designará un defensor judicial.

Ingreso involuntario urgente ¿Cómo se solicita?

Ingreso involuntario civil de tipo urgente

– ¿Cómo se solicita el ingreso involuntario de tipo “urgente”?

– El ingreso involuntario de tipo urgente lo realiza el centro médico, que lo comunica al juzgado de guardia en el plazo máximo de 24 horas. El juzgado debe de autorizar en el plazo máximo de 72 horas el ingreso involuntario. Los plazos son improrrogables.

– ¿Cómo se determina que la necesidad de ingreso de la persona adicta es urgente o no?

– Podemos definir lo que no es un internamiento involuntario urgente: cuando las circunstancias del caso permitan demorarlo, sin que ello suponga un perjuicio grave para la persona. 

¿Qué pasa si no es considerado urgente?

– En caso de que se determine que no es urgente la necesidad de ingreso, ¿cómo opera la Administración para decidir el ingreso involuntario ordinario?

– Si su vida no corre peligro en lo inmediato, la actuación protocolar incluye: 

1. El trabajador social debe: 

  • Elaborar el informe social. 
  • Solicitar al médico para que examine a la persona y extienda el correspondiente informe. 
  • Solicitar la plaza a la delegación competente en materia de asuntos sociales. 

2. El trabajador social puede hacer dos cosas con esta documentación: 

  • Remitirla directamente al juzgado competente, solicitando autorización judicial para el ingreso. 
  • Remitirla a la Fiscalía, a la Sección de protección de personas con discapacidad y apoyos. Ésta pedirá al juzgado la autorización judicial del ingreso, previo cumplimiento de los trámites previstos en la Ley de Enjuiciamiento Civil (en sus siglas, LEC). Esta es una vía más lenta que debe reservarse para los casos más complejos o dudosos, ya que la Fiscalía, antes de actuar, necesita realizar las correspondientes diligencias preliminares para tomar una decisión. 

3. Cuando el juzgado recibe la petición, se inicia un expediente de autorización de internamiento involuntario ordinario (no urgente) y se procede a la práctica de las diligencias de prueba. Los requisitos para probar la necesidad de ingreso son:

  • Examen de la persona por el médico forense del juzgado. 
  • Reconocimiento personal por el juez. 
  • En caso de que la persona mayor no pueda acudir o ser trasladada a la clínica forense o al juzgado, la comisión judicial se trasladará al lugar en el que aquella se encuentre. 
  • Informe de fiscalía. 

4. Una vez concluidas las pruebas, la autoridad judicial dictará una resolución que puede ser en diferentes direcciones: 

  • Autorizar el ingreso por estimar que está justificado y establecer la necesidad de informes periódicos por parte del recurso asistencial, así como advertir la posible colaboración de las fuerzas de seguridad. 
  • No autorizar el ingreso por estimar que no se encuentra justificado. 
  • Declarar que la persona tiene capacidad suficiente para decidir por sí misma y que, en consecuencia, se proceda según su voluntad 
Ingreso en centros públicos o privados

Internamiento involuntario en centros privados o públicos

– ¿Las solicitudes de ingresos involuntarios pueden ser para centros de desintoxicación privados y públicos? 

– Los juzgados valoran tanto los centros públicos como los privados que puedan certificar la aplicación de tratamiento.

– ¿Es más sencillo que se apruebe un ingreso involuntario en un centro público?

– No, lo que pasa es que determinados jueces o juezas sólo conocen el sistema de centros públicos y no todos los privados. Pero no es más sencillo. Lo que importa es la rapidez que unos centros tengan sobre otros a la hora de posibilitar el ingreso.

– ¿Qué diferencia legal hay entre pedir un ingreso involuntario por adicción para una persona joven y una adulta?

– Si hablamos de personas mayores de edad, no hay diferencia. En todo caso, su edad influirá probablemente en su capacidad  de adaptación y de compromiso con el centro y con el tratamiento una vez ingresada.

joven adicto en consulta
Los centros de desintoxicación sólo poseen la herramienta de la terapia para retener a una persona que ha ingresado de forma involuntaria.

– ¿Qué casos son más frecuentes?

– Hay una gran variedad y casuística: es verdad que las personas con más compromiso de cumplimiento son las personas que tienen una edad mayor, más adulta, con más experiencia vital. Su etapa vital influye en que reflexionen y sopesen más la necesidad de cumplir el tratamiento con el fin de evitar recaídas.

Duración de un tratamiento con ingreso involuntario

¿Cómo se lleva la persona al centro?

– Una vez que se aprueba, ¿cómo se lleva a la persona al centro: forzada por la policía? ¿El ser involuntario implica que se le obliga por la fuerza?

– La solución más sencilla pasa por que la persona afectada se presente voluntariamente al centro de salud. Sin embargo, incluso en caso de descompensación grave por adicción, esto es la excepción. La solución no es fácil: habitualmente, ante la negativa de la persona a presentarse al tratamiento, a la familia no le queda otra que esperar la agudización del estado de salud, a que se produzca un brote grave y notorio. Y, entonces, llamar al 061 o 112 para  que acudan los servicios sanitarios de urgencias, en algunos casos acompañados por la policía.

No existen recursos y medidas alternativas domiciliarias capaces de dar respuesta a determinadas situaciones. Son comunes las ocasiones en que las familias se encuentran con la persona adicta descompensada por abandono del tratamiento, por un brote psicótico, alucinaciones, o por cualquier otra causa, con una negativa tajante a acudir a cualquier tipo de consulta. No están en condiciones de decidir o carecen de conciencia de enfermedad y creen que no necesitan ayuda.

Duración

– ¿Cuánto dura un ingreso involuntario por adicción?

– El plazo máximo inicial de internamiento involuntario es de 6 meses, tras el cual el personal médico debe informar de la necesidad de mantener la medida o dar el alta. Se trata de un criterio terapéutico y, por tanto, son los facultativos quienes pueden levantarla. Para ello deben justificar técnicamente el alta, pero no es necesario el consentimiento del Juzgado.   

Los motivos que justifican un internamiento involuntario habitualmente dejan de existir con el transcurso del tiempo. Por ello es preciso saber si tal perturbación persiste al momento en que se autoriza el ingreso. Como indica el Tribunal Constitucional, el ingreso involuntario “no puede prolongarse lícitamente, sino en la medida en que persista una situación mental real con un carácter o magnitud que lo justifique”.

La revisión del internamiento y su terminación se encuentran reguladas en el artículo 763.4 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. Éste obliga al facultativo responsable a informar al órgano judicial en el plazo máximo de 6 meses sobre la necesidad de mantener la medida. Esto, a menos que el órgano judicial señale un plazo inferior, atendiendo la naturaleza del trastorno que motivó el ingreso. No obstante, el tribunal puede solicitar informes al centro cuando lo estime conveniente y resolver sobre la necesidad de continuar el internamiento tras revisarlos.

¿Quién decide dar el alta?

– ¿Quién decide el alta de una persona ingresada involuntariamente por adicción?

– El fin del internamiento involuntario es una medida de índole estrictamente sanitaria, no viene determinada por el juez. Son los facultativos que atienden al paciente los que le darán el alta cuando la consideren. Deben comunicar inmediatamente al órgano judicial competente, pero no será precisa la intervención judicial para dar por finalizado el internamiento.

En el informe de alta, el médico o médica especificará:

  • Datos del enfermo
  • Resumen de su historial clínico
  • Actividad asistencial prestada
  • Diagnóstico y recomendaciones terapéuticas

La competencia del personal médico para dar el alta deja clara la finalidad terapéutica del internamiento. El juez o jueza se limita a autorizar el internamiento, con el fin de que la persona afectada cuente con suficiente seguridad jurídica en el proceso: la medida implica una evidente privación de libertad, que afecta a derechos fundamentales de la persona. Como el alta implica devolver la libertad a la persona afectada, no tiene sentido la intervención previa de la autoridad judicial.

Cuando la familia no está de acuerdo en el alta

Cuando la familia está en desacuerdo con el alta de su familiar con adicción

– ¿Qué pasa si la familia o entorno no está de acuerdo con que se le dé el alta a la persona adicta?

– Un problema que se plantea en ocasiones es la disconformidad de los familiares con el alta médica. Al tratarse de una decisión médica, con independencia del parecer de familiares o allegados, la decisión del alta no es susceptible de recurso.

En caso de que no estén de acuerdo con ella, lo único que podrán hacer es solicitar de nuevo autorización judicial de internamiento. De nuevo, esta debe estar basada en criterios clínicos corroborados por el médico o médica responsable.

¿Qué pasa si la persona quiere abandonar el tratamiento?

– ¿Qué herramientas tiene o debe emplear un centro en caso de que una persona quiera dejar el tratamiento involuntario?

– En el ámbito civil ordinario, se tiene muy en cuenta la voluntad de la persona ingresada y su capacidad de considerar que está recuperado: su opinión es importante para darle el alta.

Los centros en Andalucía, por ejemplo, son centros abiertos, no están cerrados. Las personas que entran lo hacen de forma voluntaria a una comunidad, aun cuando  haya una resolución judicial que les obligue. Al tratarse de un centro abierto pueden irse cuando quieran, lo que obliga a  los centros a informar al juzgado si eso ocurre.

Puede ocurrir que una persona con unos meses de internamiento indicados en la resolución del ingreso involuntario mejore antes. Y que, en consecuencia, el equipo del centro valore el alta terapéutica y su salida del centro. Entonces, los abogados de los centros provinciales de adicciones nos ponemos en contacto con los juzgados y valoramos si es posible adelantar su salida por el bien del tratamiento de la persona.

– ¿Qué protocolo debe y puede seguir un centro de desintoxicación si la persona protagoniza una situación violenta?

– Depende de cada caso, de la gravedad de los hechos, de la reiteración en esas actitudes… No obstante, todos los centros tienen regímenes de sanciones disciplinarias para este tipo de comportamiento.

– ¿Por qué parece tan complicado un proceso de ingreso involuntario por adicción?

– La decisión de ingresar forzosamente a un enfermo mental con un síndrome de agitación psicomotriz involucra no sólo a la persona, también al personal médico, a la familia y a la autoridad judicial. Las familias esperan hasta el último momento para llevar a cabo el ingreso, por lo doloroso de la situación y sus repercusiones en el ámbito familiar. 

familiar adicto
«Aquí me tienes, pero sólo si quieres tratar tu enfermedad», es la actitud familiar que recomiendan los y las terapeutas.

Por su parte, el o la psiquiatra se enfrenta a situaciones comprometidas que pueden poner en entredicho la denominada “alianza terapéutica” con el paciente. A todo esto se suma el déficit de recursos de la red asistencial.

Además, es inobjetable el hecho de que (en la mayoría de los casos) este internamiento únicamente soluciona puntualmente una situación extrema. Una vez tratada en urgencias y estabilizada (habitualmente durante un corto espacio de tiempo), la persona vuelve con la familia. Una vez allí, debido a la falta de conciencia de enfermedad, suele ocurrir que abandona la medicación y el proceso adictivo se reproduce. Así se origina el denominado “síndrome de puerta giratoria”.

Si te gustó el artículo, ¡compártelo!

Redacción

Equipo Adictalia
Comité Editorial | comunicacion@adictalia.es

Sé parte de la conversación

39 comentarios

  1. Paz 13 Feb • 20:25
    Hola, lo que no me ha quedado muy claro, que si para iniciar el proceso de internamiento civil ordinario, el familiar tiene que acudir al juzgado y pedir que se inicie, aportando información y documentación (supongo que informes médicos y de centros especializados) y siendo que estos informes no se... Leer más
    Hola, lo que no me ha quedado muy claro, que si para iniciar el proceso de internamiento civil ordinario, el familiar tiene que acudir al juzgado y pedir que se inicie, aportando información y documentación (supongo que informes médicos y de centros especializados) y siendo que estos informes no se le proporcionan a familiares a no ser que lo autorice el adicto, ¿Cómo se podría hacer, o es que se va al Juzgado, y con la solicitud de inicio de proceso ya se piden los informes a los especialistas, para poder aportarlos….. Si pudieran aclarármelo…..Gracias Leer menos
    • Equipo Adictalia 20 Feb • 13:12
      Hola, Paz, el autor de las respuestas, Miguel Quesada, no explica lo siguiente:
      Como bien comentas, es complicado. Esa es la situación habitual que se da: la necesidad de presentar una demanda y no tener la documentación médica. Lo recomendable es ponerse en contacto con la Fiscalía civil, y que sea... Leer más
      Hola, Paz, el autor de las respuestas, Miguel Quesada, no explica lo siguiente:
      Como bien comentas, es complicado. Esa es la situación habitual que se da: la necesidad de presentar una demanda y no tener la documentación médica. Lo recomendable es ponerse en contacto con la Fiscalía civil, y que sea ésta la que reclame la documentación médica suficiente para poder iniciar el procedimiento judicial o, a la inversa, iniciar el procedimiento judicial y solicitar esa documentación médica. Pero si lo hace la Fiscalía, la posibilidad de acceder a esos informes será mucho más sólida.

      En otras ocasiones, cuando la relación con la persona con adicción lo permite, se puede prever esta situación, y pedirle al familiar adicto firme un Poder notarial a favor de alguno de sus familiares. Este Poder le permite a la familia actuar, cuando la problemática de la adicción recrudece y se torna insostenible, en determinadas actuaciones, como puede ser las de tipo médico, para obtener la información y la documentación necesarias para comenzar el procedimiento judicial. Este camino se da en casos en que se ha podido prever un escenario complicado, y se ha aprovechado determinadas instancias de “mayor cordura” en la relación con el familiar con adicción, para que éste firme el Poder.

      Lo claro es que el acceso a la información médica de la persona adicta es un problema para la familia, y el camino es acudir a la Fiscalía civil para que sea ésta la que la solicite. Leer menos

  2. Marts Seoane Encinas 17 Dic • 15:39
    Buenos días. Yo tengo una hija mayor de edad… mayorcísima. Tenía un trabajo en la que la han expedientado por no acudir. Además de ser bipolar, está viviendo en la calle y durmiendo en su coche, que no funciona. He hecho todo lo que aquí me dijeron que podía hacer:... Leer más
    Buenos días. Yo tengo una hija mayor de edad… mayorcísima. Tenía un trabajo en la que la han expedientado por no acudir. Además de ser bipolar, está viviendo en la calle y durmiendo en su coche, que no funciona. He hecho todo lo que aquí me dijeron que podía hacer: ir a la fiscalía, la fiscalía envió el expediente al juzgado, el juzgado envió a la policía local para que fuera ante el juez, pero ella se negó y en el juzgado me dicen que no pueden cogerla a la fuerza porque no cometió ningún delito… Llamo a las clínicas psiquiátricas y todas me dicen que tiene que ser un psiquiatra el que autorice su ingreso… Ya no sé que hacer, estoy absolutamente desesperada y con ganas de hacer cualquier barbaridad. Leer menos
    • Manuel 27 Dic • 09:25
      Nosotros estamos en la misma situación no hacen nada nadie solo dejarlos que mueran es duro pero es la realidad mi hijo con 26 años y vamos a su doctora y parece que se rían de nosotros los siquiatras así que verlo asumiendo como nosotros y muchos padres piensa que... Leer más
      Nosotros estamos en la misma situación no hacen nada nadie solo dejarlos que mueran es duro pero es la realidad mi hijo con 26 años y vamos a su doctora y parece que se rían de nosotros los siquiatras así que verlo asumiendo como nosotros y muchos padres piensa que las leyes en este país las an echo en beneficio de los políticos no estas personas ni de muchas que necesitan ayuda solo quieren quitar sus pagas nada más y eso como padre es lo que llevo viviendo desde hace 8 años Leer menos
    • Equipo Adictalia 18 Dic • 11:33

      Hola, Marts, te llamamos en breve para intentar buscar alguna solución.

  3. Jerielita 09 Dic • 06:05
    Necesito un consejo
    Como puedo llevar un caso legal
    Lo que sucede es que internaron a mi novio de 19 años a un anexo pero su mamá no me quiere decir en cuál
    La verdad el ya no consume nada el quiere seguir estudiando y hacerse de sus cosas la verdad... Leer más
    Necesito un consejo
    Como puedo llevar un caso legal
    Lo que sucede es que internaron a mi novio de 19 años a un anexo pero su mamá no me quiere decir en cuál
    La verdad el ya no consume nada el quiere seguir estudiando y hacerse de sus cosas la verdad es un buen muchacho
    Su mamá tiene una ideas estúpidas la verdad
    Necesito ayuda no se como llevar algo legal favor Leer menos
    • Equipo Adictalia 18 Dic • 12:19

      Hola, Jerelita, lamentamos no poder ayudarte, desconocemos el contexto en México, pues sólo trabajamos en España.

Ver más comentarios

Escribe un comentario

No se mostrarán tus datos personales, solo tu nombre. Los campos obligatorios están marcados con *

Aprender sobre adicciones

Mantente actualizado sobre las novedades del sector. La salida es colectiva.

¿Cómo ayudar a un adicto a la marihuana o al hachís? Pautas para comprender la adicción

Entrevista a propósito de la nueva Guía Clínica del Cannabis de Socidrogalcohol

Publicado el
Artículo actualizado el
10 minutos

¿Cómo se recupera un adicto o una adicta?

Respuesta en torno a la frase “un adicto siempre será un adicto”

Publicado el
Artículo actualizado el

¿Qué significa tocar fondo en una adicción?

El equipo de un centro, un ex adicto y una psicóloga tratan sobre esta situación límite para toda persona adicta

Publicado el
Artículo actualizado el
14 minutos
Índice de este artículo