HISTORIAS REALES

Mi hermano se droga: “El cariño no está reñido con la firmeza, no debemos aguantar cualquier cosa»

Carmen ha sufrido en carne propia lo mismo que muchos familiares...

5 minutos
Publicado el
Artículo actualizado el
mi hermano se droga

La lucha de Carmen:

  • Su hermano es una persona adicta que no puede o no quiere (lo cual depende de cada caso) buscar un tratamiento para su enfermedad.
  • Carmen ha sufrido robo, amenazas, mentiras por parte de su hermano y el entorno de éste
  • Cuando ya no pudo más, tomó una decisión drástica para protegerse.
  • Quizá, se pregunta, esta determinación sirva para que su hermano se predisponga a buscar una salida.
  • Si lo hace, será el momento de buscarle un centro de desintoxicación de forma inmediata.
Cristina, otra hermana que comparte su historia de adicción familiar.

«Mi hermano se droga, tiene una adicción y no lo aceptará nunca», asegura impotente Carmen (que no es su nombre real) a Adictalia.

Hablar de “voluntad” en el caso de las personas adictas resulta muy complicado. Cierto es que si quien sufre la enfermedad desconoce que lo hace y se niega a cualquier tipo de tratamiento, la desintoxicación en un centro, la deshabituación o su recuperación se antojan imposibles. Pero igual de cierto es que las adicciones se alimentan justamente de la capacidad de anular el poder de decisión de quien la sufre: un adicto carece de voluntad para dejar de consumir o reprimir un hábito que lo está destruyendo. Si no, sabiendo que está cayendo en picado, no lo haría.

Quienes viven con estas personas, sus familiares, sufren los diversos y numerosos actos de locura de la persona adicta (pues la adicción es locura en su máxima expresión). Y además,  a menudo, deben soportar la negación del adicto de que tiene una enfermedad que no puede controlar.

En ese ambiente de impotencia, las emociones se descontrolan, la ira germina a raudales pero muchas veces hay que reprimirla por miedo a las reacciones del adicto, los conflictos son diarios… y lo peor es que la incertidumbre mina nuestras esperanzas y nos enfermas. ¿Qué hacer cuando ante nuestras peticiones y sugerencias el familiar adicto no quiere o no puede?

El desconocimiento que existe sobre esta enfermedad y la vergüenza en muchas familias que intentan ocultar su realidad, desde luego son los peores aliados. Además de acudir a profesionales, y explorar la posibilidad de que éstos intervengan con la persona adicta, hay que ser firmes. Y a veces, no queda otra que hacer lo que hizo Carmen (que no es su nombre real) con su hermano Carlos…

Cuando uno no quiere salir, por mucho que hagas… Me sentí sola, sola de hablar con la pared.

Una vida de adicción

– ¿Cómo supiste que tu hermano se drogaba?

– Supe que mi hermano se droga un día que lo pilló la policía. Así lleva desde que es niño…

– ¿Qué crees que hubieses necesitado cuando intentaste ayudarle y no podías o no sabías?

– Sobre todo la ayuda por su parte. Pero cuando uno no quiere salir, por mucho que hagas… Me sentí sola, sola de hablar con la pared. Y ya no digo las instituciones, porque ayuda dan. Pero él se puso un muro. No sabía qué hacer ni cómo convencerlo.

La negación del adicto es una característica propia de la enfermedad.
Podemos ayudarte a que acepte tratarse.

– Es decir, que no reconocía que tenía un problema.

– Exacto. Mi hermano se droga, es adicto, y no lo reconocerá nunca.

– En ese caso ¿qué sentiste que podías o debías hacer como hermana, teniendo en cuenta que le querías?

– Con todo el dolor de mi corazón… renunciar a él.

– Es una enfermedad terrible…

Algunos necesitan eso. Pero ni así quiso buscar ayuda. Él al principio bien, iba bien, y luego “le entró la vena” y escapo de la cárcel y del módulo anti drogas. Y vuelta a empezar. Y pasó… Mira, en mi caso hasta tuve que cambiar de casa. Y hablo de algo reciente. Yo lo siento pero no voy a cambiar mi vida por alguien que no quiere curarse, además me vi en una movida muy gorda por culpa suya.

¿Podrías contarnos qué pasó?

– En estos días, esto fue reciente, se escapo en medio de un permiso. Lo tuve en mi casa y sin que supiera nada de que se había escapado, metió en mi casa a gente de lo peor. Al final los eché a todos. Y empecé a recibir amenazas por parte de él y de su entorno. Así que cambié mi número de teléfono y hasta tuve que cambiar de casa.

adicción a la cocaína en centro de desintoxicación
Las adicciones se alimentan justamente de la capacidad de anular el poder de decisión de quien la sufre.

Mi hermano se droga con todo lo que puede

– Los familiares de personas adictas sufren mucho cuando la persona enferma no puede verlo…

– A los familiares les diría que no aguanten, que es problema del “drogadicto” y no suyo, que al principio cuando descubres que se drogan te sientes mal e incluso ellos te hacen sentir culpable. Pero debe llegar un momento en que digas “hasta aquí, si no te quieres curar es tu problema y no el mío”. Perdón por la respuesta, por la rabia, pero esto paso hace poco y aún estoy saturada… No quiero saber nada más de él.

Seguramente si en alguna noticia digan que ha aparecido un muerto por sobredosis y sacan su nombre, pensaré que él estará descansando, pero te aseguro que yo mucho más. Porque para los familiares es una carga muy grande a nivel psicológico. Yo por desgracia estoy tomando pastillas para la ansiedad por culpa de su vicio, de que mi hermano se droga sin parar, y por sus posteriores amenazas y robos; que esa es otra también: me robó…

– ¿Qué tipo de sustancias consumía?

– Él probó de todas. A ver, no estoy muy puesta, pero hasta donde yo sé, mi hermano se droga con todo lo que puede, porque él mismo lo decía: cocaína, heroína… y lo demás que ya ni sé lo que era.

Cuando mi hermano se droga tiene comportamientos violentos

– ¿Vivías sola con él?

– Sola. Nuestra relación se volvía un caos a menudo  porque le veía que mentalmente era inestable.

– ¿Tenía comportamientos agresivos?

– Bastantes… ¿Va a durar mucho la entrevista?, ya estoy con mucha ansiedad recordando todo esto. Yo ya estoy con taquicardias..

– No, ya terminamos. ¿Has buscado ayuda psicológica?

– Sí, la busque y estoy en tratamiento, porque fue muy duro.

– Gracias por atendernos, tus respuestas ayudarán a muchas personas a no sentirse solas.

– Espero, y sobre todo quiero decir una cosa a los familiares: no aguantéis si ellos no quieren salir;  vosotros también tenéis una vida y debéis vivirla. Y si tenéis que echarles de casa, ¡hacedlo! El cariño no está reñido con la firmeza: se les puede querer, pero no debemos aguantar cualquier cosa.*

Nota de la Redacción:

Cuando una persona adicta no reconoce su enfermedad y rechaza la ayuda, y ni siquiera la intervención de un profesional consigue que acepte tratamiento, las familias tienen la opción de echarle de casa y cortarle toda asistencia. ¿Esta opción es aceptable? Aunque nadie la desea, la alternativa de que la persona adicta se vea desasistida completamente, sin recursos para satisfacer su adicción, incluso sin medios para vivir, puede obligarla a recapacitar sobre su situación, su enfermedad, y predisponerla a pedir ayuda finalmente. Esta predisposición a ser ayudada es fundamental en cualquier proceso de desintoxicación y recuperación.

Es en este preciso momento en que la familia debe actuar con rapidez para encontrar un centro de desintoxicación adecuado para su familiar, aprovechando la predisposición de éste. Para ello, en Adictalia estudiamos el caso de la persona adicta y le derivamos al centro que mejor atienda sus necesidades, siempre teniendo en cuenta sus posibilidades, en cualquier parte de España

Otro testimonio de cómo salir de las drogas

Si te gustó el artículo, ¡compártelo!

Redacción

Equipo Adictalia
Comité Editorial | comunicacion@adictalia.es

Sé parte de la conversación

39 comentarios

  1. Juan 20 Nov • 22:28
    Mi hermano murió antier, a causa de la tuberculosis que adquirió por drogarse con cristal, desde los diez años empezó con la marihuana, siempre se juntaba con pandilleros, nunca hizo caso, pasó algunos años en centros de rehabilitación, se le dió todo el apoyo, pero jamás dejó la droga,... Leer más
    Mi hermano murió antier, a causa de la tuberculosis que adquirió por drogarse con cristal, desde los diez años empezó con la marihuana, siempre se juntaba con pandilleros, nunca hizo caso, pasó algunos años en centros de rehabilitación, se le dió todo el apoyo, pero jamás dejó la droga, no sé si tenía problemas mentales desde nacimiento o predisposición genética o algo le pasó en su infancia, no lo sé, hicimos lo que pudimos, médicos , psiquiatras, todo el apoyo familiar, pero cuando la persona no quiere, no hay nada más que hacer, me robaba dinero, vendía cosas de la casa, lo mismo que hace la mayoría, igual no le tengo rencor, siempre lo amaré y espero que por fin alla encontrado esa paz que buscaba en las drogas, que por fin este descansando de aquello que lo atormentaba y jamás descubrí que era. En paz descanse mi hermanito. Leer menos
    • Equipo Adictalia 18 Dic • 12:59

      Lamentamos muchísimo tu pérdida, Juan, te acompañamos en el sentimiento. Gracias por compartir tu testimonio para que otras personas comprendan las consecuencias de las adicciones. Mucha fuerza.

  2. Grisel 18 Nov • 18:57

    Hola mi nombre es grisel y desde que tengo memoria mi hermano se droga y cada vez esta más mal no se que hacer y mis padres tampoco
    Soy de neuquen

    • Equipo Adictalia 18 Dic • 13:07

      Hola, Gisel, es importante que, como familia, actuéis todos a una, que os pongáis de acuerdo en hablar con tu hermano y decirle que debe tratarse como una condición inexorable de la familia.

  3. Elizabeth 30 Sep • 18:11
    Mi hermano lleva años drogándose y parece ser que está en depresión también mi mamá falleció hace 6 años y mi papá se fue a Estados Unidos entonces siento que el se aisló, al principio el era muy unido conmigo me platicaba todo y así pero después yo me junte... Leer más
    Mi hermano lleva años drogándose y parece ser que está en depresión también mi mamá falleció hace 6 años y mi papá se fue a Estados Unidos entonces siento que el se aisló, al principio el era muy unido conmigo me platicaba todo y así pero después yo me junte con mi pareja y el dejo de tener comunicación conmigo de unos 3 meses para acá lo veo más hundido en las drogas ya casi no come y no se de qué manera ayudarlo ya que el mismo se cierra a ir a ver un psicólogo o alguna persona no me gustaría que le pasará algo pero no sé cómo ayudarlo Leer menos
    • Equipo Adictalia 18 Oct • 12:26

      Hola, Elizabeth, quizá un intervencionista en adicciones pueda ayudarte, alguien que ha pasado por este problema y ayuda a otras personas que lo sufren a tomar consciencia sobre la importancia de tratarse.

Ver más comentarios

Escribe un comentario

No se mostrarán tus datos personales, solo tu nombre. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Mantente actualizado sobre las novedades del sector. La salida es colectiva.

Adicción: «Robaba, manipulaba, mentía, vendía todas mis cosas de valor…”

La dura historia de adicción de D. Hernández

Publicado el
Artículo actualizado el
5 minutos

Cómo ayudar a una pareja adicta

Estrategias efectivas para evitar la codependencia y apoyar la recuperación

Publicado el
Artículo actualizado el
14 minutos

Un cuento para decirles que papá o mamá ingresarán en un centro de desintoxicación

"Ya no me escondo", un libro de cuentos para menores con progenitores con adicción

Publicado el
Artículo actualizado el
6 minutos

Cómo ayudar a un ludópata: “Se puede salir de esta adicción, el pronóstico es muy bueno”

Claves sobre cómo ayudar a tu familiar adicto al juego

Publicado el
Artículo actualizado el
9 minutos

Testimonio de un alcohólico que logró salir de la cárcel de la adicción

Jorge lleva 9 años de abstinencia tras superar su alcoholismo

Publicado el
Artículo actualizado el
6 minutos

Madre de un hijo adicto: «Parece que él nunca toca fondo… ¿Pero dónde está el final de ese fondo?»

Victoria relata a Adictalia cómo han sido estos 10 años de sufrimiento junto a su hijo adicto

Publicado el
Artículo actualizado el
10 minutos
Índice de este artículo