Red Nacional de Apoyo y Soluciones para Adicciones

100% discreción. Tel GRATUITO.


900 525 727

Las tres adicciones «simultáneas» más presentes en la población LGTBI

Publicado:
Home Blog Adicción Entrevistas a especialistas Las tres adicciones «simultáneas» más presentes en la población LGTBI

¿PUEDE LA ORIENTACIÓN SEXUAL FAVORECER TIPOS DE CONSUMO ESPECÍFICOS?

Foto de cabecera: Sharon McCutcheon en Pexels

“Las siglas LGTBI nos hablan de las personas lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales. Si generalizo en cuanto a las diferentes adicciones que podemos encontrar en nuestra sociedad al margen del fenómeno chemsex, pienso que no existen diferencias entre la forma de consumo que, por ejemplo, observaríamos entre una mujer heterosexual con adicción al cannabis y una mujer lesbiana con adicción al cannabis. Ambas tendrán particularidades acordes a su propia historia personal, pero su orientación sexual no marcaría un distintivo en el patrón de consumo”.

Ismael Jiménez Milán, psicólogo en adicciones especializado en el colectivo LGTBI

Así de claro se muestra Ismael Jiménez Milan, psicólogo especialista en adicciones con especial dedicación a la población LGTBI que sufre esta enfermedad. Jiménez Milan forma parte del directorio de Adictalia y acudimos a él con motivo del Día del Orgullo (28 de junio) para conocer si existen diferencias en la forma en que se manifiesta y desarrolla la adicción en estos colectivos.

No obstante, sí es posible apreciar, según nos comenta en esta entrevista, tendencias o modas de consumo de sustancias y conductas compulsivas que pueden conducir a la adicción en parte de la población LGTBI.  En la entrevista surge inevitablemente la palabra chemsex, cuya importancia merece un desarrollo aparte, que puedes leer aquí.

LA COMBINACIÓN DE SEXO Y DROGAS

Un patrón adictivo predominante entre hombres

¿En qué difiere el panorama de consumo de drogas o dependencias en la población, podemos hablar de particularidades?

Efectivamente, podríamos hablar de particularidades dentro del consumo adictivo de tóxicos u otras dependencias que tienen las personas LGTBI. Es frecuente ver cómo cada colectivo tiene una “cultura o identidad propia” a la hora de relacionarse socialmente y, por tanto, de desarrollar un patrón adictivo diferente. Aunque esto no es generalizable a toda la población LGTBI, supone un fenómeno de relevancia para ser considerado a la hora de realizar tratamientos terapéuticos más eficaces.

Las particularidades son especialmente visibles en hombres que tienen sexo con hombres, es decir: hombres gays, hombres bisexuales u hombres que se sienten atraídos por otros hombres sin sentirse identificados en las etiquetas sexuales previamente comentadas.

¿Podría dar ejemplos de adicciones presentes particularmente en esta parte de la población LGTBI?

El “chemsex” o el consumo de tóxicos en entornos sexuales entre hombres que se sienten atraídos por hombres representa el primer ejemplo a mencionar por la gravedad del propio fenómeno adictivo. En ocasiones, tiene consecuencias muy graves para la salud, como podría ser la muerte por una sobredosis de sustancias o mezcla de diferentes tóxicos incompatibles entre sí.


Uno de los mayores riesgos que comporta el chemsex es la naturalización del uso de tóxicos para entablar relaciones sexuales.

Ismael Jiménez Milán, psicólogo en adicciones

Uno de los mayores riesgos que comporta el chemsex es la naturalización del uso de tóxicos para entablar relaciones sexuales. De esta forma, se pierde el miedo y la percepción de riesgo provocando un incremento en la frecuencia y cantidades de los tóxicos a consumir.  

Es decir, que no es una práctica adictiva generalizada en la población LGTBI…

No. Si hablamos de chemsex, hablamos de una cultura, de una moda, de una presión de grupo, de una identidad social que produce una fenomenología con sello propio y prácticas propias. El paciente promedio suele ser hombre de edad media que mantiene relaciones sexuales con otros hombres donde las drogas más frecuentemente utilizadas son el “poppers”, GHB, alcohol, viagra, cocaína, éxtasis mefedrona, metanfetamina, ketamina ó alfa.

Hasta que la persona llega a tomar consciencia de la situación, es habitual observar una convivencia de años con el fenómeno adictivo ante la normalización de la práctica sexual con sustancias.

ADICCIONES PREDOMINANTES EN LA POBLACIÓN LGTBI

Drogas, sexo y tecnología

 – ¿Qué tipo de adicciones están más presentes en la población LGTBI y, en todo caso, por qué lo están?

– Podríamos hablar de tres tipos de adicciones vinculadas entre sí como predominantes en la población LGTBI:

  1. Adicción al consumo de tóxicos,
  2. Adicción al sexo y
  3. Adicción a las aplicaciones (aplicaciones de ligue con geolocalización).

El consumo de tóxicos está enmarcado dentro de un consumo social que se produce con una o varias parejas sexuales. Así se crea un vínculo entre la drogadicción y la vivencia del sexo de un modo compulsivo. Estos encuentros sexuales pueden durar desde horas hasta varios días sin tener descansos para comer o dormir.

La principal herramienta para acceder a este tipo de encuentros sexuales son las aplicaciones de ligue de geolocalización. Es decir: aplicaciones que te conectan con personas que están a pocos metros de ti. Utilizando un lenguaje simple acompañado de algunos emoticonos característicos, se economizan los tiempos de interacción para ofrecer una experiencia sexual rápida que intensifique y prolongue el encuentro sexual acompañado de tóxicos.

¿Podemos hablar de que estas personas son más propensas a esas adicciones por su identidad sexual, es decir, existe alguna correlación?

– Ésta es una pregunta para responder con especial cautela, ya que es un error afirmar que una persona es propensa a desarrollar un tipo de adicción en relación a su identidad de género u orientación sexual.


Es un error afirmar que una persona es propensa a desarrollar un tipo de adicción en relación a su identidad de género u orientación sexual.

Ismael Jiménez Milán, psicólogo en adicciones

Ahora bien, el conjunto de ciertas características sociales comunes pueden crear “modas” que provoquen una presión de grupo hacia formas concretas de ocio. Y, por tanto, formas concretas de consumo de tóxicos u otras dependencias.

¿Qué cambia entre una terapia que trata adicciones en una persona perteneciente a colectivos LGTBI y una terapia destinada a adictos o adictas que no pertenecen a este colectivo?

– El principal elemento que puede definir una diferencia entre terapias es la vivencia de la orientación sexual o identidad de género por parte de la persona. Es decir: el vínculo que existe entre su comportamiento adictivo y su propia vivencia afectivo-sexual y de género.


El principal elemento que puede definir una diferencia entre terapias de adicciones para personas de población LGTBI es el vínculo que existe entre su comportamiento adictivo y su propia vivencia afectivo-sexual y de género.

Ismael Jiménez Milán, psicólogo en adicciones

En numerosas ocasiones he trabajado en consulta terapéutica con personas que, ante la falta de aceptación de su orientación sexual, han empezado a consumir tóxicos para desinhibirse y poder tener relaciones sexuales con personas de su mismo sexo. Es decir, que han “tapado” sus inseguridades afectivosexuales y su falta de autoaceptación.

Aquí se produce una falta de consciencia por parte de la persona, que va desarrollando una conducta patológica con las sustancias. Hasta el punto de verse sumergida en una adicción que puede poner en peligro su integridad física y psicológica.

LGTBI y adicciones.
Un terapeuta en adicciones debe ser capaz de empatizar con la persona LGTBI y sus experiencais vitales. Foto de Mikhail Nilov en Pexels

TERAPIA PARA ADICCIONES EN EL COLECTIVO LGTBI

Habilidades que debe presentar un terapeuta de pacientes LGTBI con adicciones

¿Qué enfoque particular cree que deben atender las terapias de adicciones destinada a estos colectivos?

– Un enfoque de empatía y aceptación, con el cual la persona sienta que puede expresar libremente cualquier vivencia personal sin miedo a ser juzgada por el terapeuta en relación con su orientación sexual o identidad de género. Muchas personas LGTBI se sienten inseguras antes de iniciar una terapia. Y exponerse a un terapeuta que pueda invalidarlas por cuestiones de diversidad supondría un gran golpe para ellas en un momento de vulnerabilidad psicoemocional.


Muchas personas LGTBI se sienten inseguras antes de iniciar una terapia. Y exponerse a un terapeuta que pueda invalidarlas por cuestiones de diversidad supondría un gran golpe para ellas en un momento de vulnerabilidad psicoemocional.

Ismael Jiménez Milán, psicólogo en adicciones

Por otro lado, los profesionales que atiendan a personas del colectivo LGTBI en una terapia de adicciones deben contar con formación específica, que incluya:

  • Conocimiento del tipo de tóxicos que se utilizan en las prácticas sexuales así como sus efectos en el cuerpo;
  • El lenguaje coloquial (jerga) utilizado en encuentros sexuales
  • Aplicaciones de ligue por geolocalización,
  • Los estereotipos y prejuicios dentro del propio colectivo que explican muchas inseguridades subyacentes a éstas vivencias,
  • Las prácticas sexuales vinculadas a la desinhibición que producen algunas sustancias,
  • Conocimiento sobre las diferentes enfermedades de transmisión sexual (ETS) o infecciones de transmisión sexual (ITS) así como sus tratamientos y métodos preventivos.

¿Está preparado el sistema sanitario público para atender adicciones con perspectiva LGTBI?

– Pienso que se ha producido un gran avance durante los últimos años en cuanto a la visibilización de las necesidades de las personas LGTBI. Y esto ha traído sensibilidad y empatía tanto en el sistema sanitario público como en centros de desintoxicación privados.

¿Qué opina de los centros de desintoxicación privados?

– Por otro lado, son pocos los centros de tratamiento privado para las adicciones que ofrecen recursos específicos y especializados para el colectivo. En mis primeras entrevistas con personas LGTBI suelo escuchar por parte de pacientes que no se han sentido cómodos para hablar de vivencias íntimas, como podrían ser vivencias sexuales en grupos de terapia donde han sido la única persona perteneciente al colectivo.

Por ello, soy partícipe de aplaudir plataformas como Adictalia que se preocupan por fenómenos tan delicados, como el expuesto en esta entrevista, y ofrecen recursos terapéuticos especializados para la población LGTBI, así como para sus familiares y allegados.


El Estado debe fomentar otras formas de ocio y espacios de sociabilización dentro del colectivo, que desnaturalicen la normalización que se otorga al consumo de tóxicos para mantener relaciones sexuales.

Ismael Jiménez Milán, psicólogo en adicciones

Y sobre todo hay que agradecer el papel fundamental que han tenido, y siguen teniendo, las entidades sociales LGTBI como creadoras de presión social, a través del activismo para crear políticas de igualdad que fomenten la inclusión social.

¿Qué medidas públicas cree que hacen falta para abordar mejor las adicciones en estos colectivos?

  • Invertir en la investigación de adicciones dentro del colectivo LGTBI para seguir aprendiendo sobre éste fenómeno y así poder ofrecer tratamientos más especializados y eficaces.
  • Fomentar la prevención de enfermedades de transmisión sexual (ETS) e infecciones de transmisión sexual (ITS) ya que existe una prevalencia relativamente alta en hombres que tienen relaciones sexuales con hombres.
  • Reforzar y facilitar el trabajo multidisciplinar tanto desde las diferentes profesiones de índole sanitaria como entre diferentes entidades (públicas, privadas y organizaciones no gubernamentales) para la disminución de riesgos y reducción de daños.  
  • Fomentar otras formas de ocio y espacios de sociabilización dentro del colectivo, que desnaturalicen la normalización que se otorga al consumo de tóxicos para mantener relaciones sexuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Las causas de la adicción al sexo

Los motivos y tratamientos para la hipersexualidad


Publicado:

Leer más

Madre de un hijo adicto: «Parece que él nunca toca fondo… ¿Pero dónde está el final de ese fondo?»

Imagen de Benjamin Balazs en Pixabay

Victoria relata a Adictalia cómo han sido estos 10 años de sufrimiento junto a su hijo adicto

La madre de un hijo adicto nos cuenta en esta entrevista que:


Categoría: Adicción
Publicado:

Leer más

Existe una solución para ti


900 525 727