+2.400 tratamientos iniciados

+15.000 familias ayudadas

+3,8M de lectores/as

TRATAMIENTO DE ADICCIONES

¿Qué es el Modelo Prochaska para salir de la adicción?

Un recorrido general por este enfoque de tratamiento de adicciones.

7 minutos
Publicado el
modelo prochaska

Mónica había entrado en un bucle al que no encontraba salida. Hacía varios meses que había decidido actuar en relación a su problema con el alcohol. Intentó probar por ella misma cuánto aguantaba sin beber, pero rápido se dio cuenta de que necesitaba apoyo profesional. Recaía y se frustraba a cada intento

Sentía que era una persona a la que le faltaba fuerza de voluntad. Entonces decidió ponerse en manos de una persona especializada en adicciones. Acudió a una terapeuta, por medio de la cual descubrió y puso en práctica un modelo con el consiguió cambiar hábitos que la conducían al consumo. Y así logró retomar el control de su vida. 

Así conoció el Modelo Prochaska, un programa técnicamente conocido como Modelo Transteórico del Cambio, el cual fue elaborado por Prochaska y DiClemente. Se trata de un proceso en el que la persona transita por distintas etapas terapéuticas y vitales, para conseguir progresivamente una mejora de sus hábitos de conducta y, así, alcanzar una vida más saludable.

La importancia de los hábitos

Los cambios en los hábitos adictivos

Antes de nada, resulta esencial comprender qué se considera un hábito y cómo de dañino puede ser para fomentar conductas adictivas. Según la RAE, un hábito es un modo especial de proceder que se adquiere por repetición de actos iguales o semejantes, o que se genera por tendencias instintivas

Pero hay hábitos saludables y hábitos tóxicos. Estos últimos pueden llevar, con el tiempo, y en combinación con otros factores, a que la persona desarrolle la enfermedad de la adicción

Por ejemplo, una persona alcohólica no se hace de un día para el otro. Primero, comienza bebiendo pequeñas dosis, pensando que no le va a pasar nada. Poco a poco, por sus circunstancias, su carácter, sus limitaciones emocionales, entre otros aspectos, va desarrollando tolerancia al alcohol: necesita dosis cada vez más grandes para llegar a sentir el efecto que le producían los primeros botellines. Además, genera abstinencia: si no consume lo que el organismo le pide, siente síntomas desagradables

El universo terapéutico considera que, para conseguir contener, mantener a raya, la enfermedad de la adicción, resulta fundamental que se produzca un cambio en los hábitos adictivos. Es decir, que esa persona que ha desarrollado alcoholismo sea consciente del daño que le provocan determinados patrones de conducta diaria, porque contribuyen con su consumo, y trabaje para cambiarlos.

Para llevar a cabo ese proceso de cambio en los hábitos de conducta es recomendable ponerse en manos de profesionales. Terapeutas, psicólogos y psiquiatras que guían a la persona que padece la enfermedad de la adicción. Solo así, y con el convencimiento de que se quiere salir de la adicción, es posible lograr el objetivo final: volver a vivir sin consumo.

Fases del modelo

El Modelo Prochaska y las adicciones

Las personas, de por sí, estamos sujetas al cambio. La vida es dinámica. Nos adaptamos, con las herramientas que tenemos a mano, a las situaciones que nos impone la vida. 

En las personas que habitualmente consumen sustancias como el alcohol, el cannabis, la cocaína u opiáceos, esta presión de cambio es generalmente mayor. Porque, a la presión de cambio natural de la vida, se le suman otras dos. 

Por un lado, la familia, que está siendo consciente del daño que la persona se está haciendo a sí misma y a los demás. Por otro lado, la figura del terapeuta, psicóloga o psiquiatra, que le ayuda en el tratamiento de la adicción. 

El Modelo Prochaska, o Modelo Transteórico del Cambio, aprovecha esta dinámica natural del cambio. Y, a partir de aquí, propone una serie de etapas por las cuales transita la persona en un proceso de superación de la adicción y un conjunto de herramientas que se deben aplicar en cada una. Sirve, entre otras cosas, para comprender los diferentes momentos de un tratamiento y para ordenar las pautas terapéuticas.

El Modelo Prochaska tiene, en concreto, 5 fases:

  1. Precontemplación: En esta fase la persona que sufre la adicción no está pensando seriamente en hacer un cambio y puede no ser consciente de que su comportamiento es problemático. En este estado, la persona a veces, muy de vez en cuando, piensa que tiene que cambiar, pero no sabe cómo, no pone tiempo en planearlo.
  2. Contemplación: Primeros contactos con información sobre adicciones. La persona contempla lo que quiere y debe cambiar. Empieza a indagar, hacer preguntas, buscar información, habla con amigos, pero no pasa de ahí. Hay intención, pero no hay acción. 
  3. Preparación: La persona ya ha hecho pequeñas acciones orientadas al cambio. Tienen un plan de acción, como podría ser hacer una consulta a un profesional. 
  4. Acción: La persona ha tomado medidas para cambiar su comportamiento y está trabajando activamente para hacerlo.
  5. Mantenimiento: Se trabaja en prevenir la recaída. La persona trabaja en mantener la abstinencia, seguir aprendiendo como hacerlo, ganas herramientas, seguir pautas, etcétera. 

Durante todas las fases del proceso existe la posibilidad de la recaída en el consumo. Ahora bien, en este modelo la recaída es una fase más que puede suceder en cualquier momento, y tras la cual la persona adicta y su entorno debe reflexionar y volver a retomar acción. Esto significa, que si la persona recae en la fase de preparación no tiene que volver, necesariamente, al principio del tratamiento, porque ya ha comprendido que necesita un cambio: sólo ha sufrido un bache en el camino. Por tanto, es más fácil para ella lograr el objetivo de recuperarse.

El Modelo Prochaska es circular porque la persona puede alternar las distintas fases, por diferentes motivos o razones. Esto se debe a que el cambio es único según cada persona. Es decir, dos individuos pueden haber comenzado el proceso a la vez, buscando modificar el hábito adictivo de la misma sustancia, pero encontrarse en niveles diferentes por su propia evolución. 

Una persona también puede estar transitando varias fases al mismo tiempo. Por ejemplo, si consume alcohol y tabaco de manera habitual y desea cambiar, no tiene por qué encontrarse en la misma fase con las dos drogas. Puede encontrarse en la fase de contemplación con su alcoholismo y, sin embargo, normalizar el consumo de cigarrillos y no percibirlo como una adicción.

Es un modelo circular en el que la persona que sufre la adicción pasa por una serie de etapas, en las cuales va superando los hábitos adictivos hasta recuperar su vida por completo. Consiste en un esquema que se emplea en múltiples tratamientos de adicciones. 

etapas del modelo prochaska
¿Cómo se avanza entre las fases?

Cómo avanzar dentro de las fases del modelo Prochaska

El modelo propone que la persona avance por cada una de las fases hasta llegar al mantenimiento y no volver a consumir. Para ello, ofrece herramientas concretas.  El Modelo Prochaska establece los llamados ‘procesos de cambio. Se trata de las experiencias y actividades que permiten a la persona “moverse” por los cinco estadios, tanto para avanzar como para retroceder. Esto va a depender de la motivación interna de cada persona. 

Las actividades y experiencias que van a determinar el avance o retroceso se dividen en dos grupos: proceso experiencial y proceso conductual. 

El proceso experiencial consiste en cómo se siente la persona y qué piensa con respecto al problema que tiene. Es un proceso interno muy importante en las primeras etapas del Modelo Prochaska. A su vez, se divide en cinco partes:

  1. Concienciación. La persona entiende que los hábitos de conducta solo le van a traer consecuencias negativas en su vida. Comienza así a tener conciencia del problema. 
  2. Despertar emocional. La persona nota y manifiesta sentimientos hacia los problemas que las conductas adictivas les causan. Además, empiezan a visualizar posibles soluciones. 
  3. Auto-evaluación. Se pone en una balanza las conductas adictivas, por un lado, y los valores y metas a los que la persona quiere llegar, por otro. 
  4. Revaluación del ambiente y revaluación. La persona es consciente de que sus hábitos perjudican a aquellos que forman parte de su entorno y se vuelve a plantear qué pasaría al cambiar de hábitos. 
  5. Liberación social. La persona entiende que la sociedad apoya el cambio y las conductas saludables.

El proceso conductual consiste en las acciones que la persona hace y que los demás pueden ver como evolución o cambios. Este se divide en cinco partes:

  1. Control de estímulos. La persona evita entrar en contacto con personas o lugares que le pueden hacer volver a los hábitos que está dejando atrás. 
  2. Contracondicionamiento. Es la respuesta saludable a una conducta poco saludable. Busca alternativas positivas para combatir el deseo de volver a los hábitos adictivos. 
  3. Manejo del refuerzo. Refuerza los cambios positivos de las conductas adictivas.  
  4. Autoliberación. Es la capacidad que tiene la persona para creerse capaz del cambio y actuar sabiendo que lo va a lograr.
  5. Relaciones de ayuda. Establecer relaciones con otras personas que sirvan de apoyo y ayuda, como la familia o amigos.
tratamiento del alcoholismo con un psicólogo
El acompañamiento de un profesional es fundamental para llevar a cabo el tratamiento con el enfoque del modelo Prochaska.
¿Cómo es el tratamiento?

Técnicas terapéuticas del modelo Prochaska

En el proceso para dejar atrás los hábitos adictivos la persona debe estar acompañada y guiada por un profesional. Es quien se encarga de hacer, en primera instancia, una evaluación de la persona. Así podrá detectar en qué nivel se encuentra y establecer las tareas correspondientes para que consiga el objetivo terapéutico. 

En la evaluación, señala DiClemente, existen una serie de preguntas cuyas respuestas determinarán el estadio en el que se encuentra la persona: 

  • ¿Qué cambio, si hay alguno, has realizado para dejar el uso de sustancias? 
  • ¿De qué manera estás trabajando para manejar el uso de sustancias? 
  • ¿Cómo o de qué modo has modificado tu conducta en relación con el uso de sustancias? 
  • ¿Consideras el uso de sustancias como un problema que necesita ser cambiado? 
  • En este momento, ¿Cuán importante es para ti trabajar de cara a  lograr cambios en el uso de sustancias? 
  • ¿Qué tan seguro te sientes de poder realizar algún cambio con relación al uso de sustancias?

Una vez se determina la fase del modelo en la que se encuentra la persona, la terapeuta dispone de  un abanico de técnicas para  poner en práctica.

  • En la etapa de precontemplación, debe sembrar la duda en la persona, haciéndole ver qué problemas y riesgos se derivan de la conducta actual. 
  • En la etapa de contemplación, la persona en tratamiento debe poner en una balanza los riesgos de seguir consumiendo y los beneficios de cambiar. 
  • En la etapa de preparación, el terapeuta aconseja qué camino es el mejor para el cambio. 
  • En la etapa de acción, acompaña a la persona en cada paso que da. 
  • En la etapa de mantenimiento, ayuda a prevenir la recaída, a afianzar el cambio, a mantener pautas, conductas, etc..

La función del terapeuta cuando la persona recae y tiene que volver a pasar por las fases del cambio que propone el modelo Prochaska, consiste en ayudar a que no se bloquee ni se desmoralice frente al nuevo desafío. Algo que, por desgracia, sucede con personas que dejan de intentar encontrar la salida.

terapeuta modelo prochaska

Si te gustó el artículo, ¡compártelo!

Redacción

Equipo Adictalia
Comité Editorial | comunicacion@adictalia.es

Escribe un comentario

No se mostrarán tus datos personales, solo tu nombre. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Mantente actualizado sobre las novedades del sector. La salida es colectiva.

Pellet antialcohol: ¿Un remedio milagroso para el alcoholismo?

Qué es realmente este fármaco que se promueve desde Chile como una innovación para conseguir la abstinencia

Publicado el

Antabus: cómo es la pastilla que ayuda a tratar el alcoholismo

Así se llama la marca más conocida con que se presenta la sustancia Disulfiram

Publicado el
13 minutos

¿Dejar los porros de golpe o poco a poco?

La mejor estrategia para dejar el cannabis cuando sientes dependencia.

Publicado el

La historia de las comunidades terapéuticas y el tratamiento de adicciones 

Una radiografía desde los inicios hasta la actualidad

Publicado el
6 minutos

Fármacos para dejar las drogas

Cuáles son los medicamentos que se utilizan en el tratamiento de la adicción

Publicado el
11 minutos

Cómo es un tratamiento de adicción al sexo

Un experto describe cómo son las terapias para tratar esta adicción conductual

Publicado el
10 minutos
Índice de este artículo