Red Nacional de Apoyo y Soluciones para Adicciones

100% discreción. Tel GRATUITO. L-V 10-19.30H


900 525 727

Politoxicomanía: «Hoy es más fácil encontrar alternativas de combinación de drogas»

Categoría: Adicción
Publicado:
Home Noticias Adicción Politoxicomanía: «Hoy es más fácil encontrar alternativas de combinación de drogas»
Personas con politoxicomanía mezclan drogas

Especialistas de Adictalia explican en qué consiste la politoxicomanía. Qué la diferencia de otras adicciones y cómo buscar la salida a una realidad de oscuridad y dolor.

NUEVAS SENSACIONES

¿Qué es un politoxicómano?

La politoxicomanía se da en una persona que a lo largo de su vida ha desarrollado un vínculo con distintas sustancias. Es una persona que tiene mucha tendencia a engancharse a distintas sustancias. Una persona que busca explorar nuevas sensaciones por medio de distintas sustancias y que, como a lo largo del tiempo ha estado en contacto con muchas de ellas.

¿Qué la diferencia de otras personas que sufren adicción?

No se diferencia de otra, sólo tiene una gran necesidad e inquietud por experimentar nuevas emociones. En términos generales arrastra los mismos comportamientos que cualquier otro tipo de adicto. Es una persona con un bajo nivel de autoestima, hipersensible, con tendencia a la obsesión, miedosa. Puede estar enganchada a una sola sustancia y por el entorno social en que se mueve tiene acceso y no le ha dado miedo jugar otras distintas. De hecho, cuando ve que su sustancia habitual no le provoca el efecto que busca, o le causa daño, o le resulta muy cara pero la necesita, la cambia por otra. Por ejemplo: una persona que consume mucha cocaína al final no dispone de dinero y entonces acaba bebiendo y fumando porros porque es más barato. Pero al final la tendencia es seguir enganchando a algo.

El politoxicómano tiene una característica de asociación neuronal: empieza a beber y lo asocia con que después viene una raya de cocaína o fumar porros.

¿Podría dar un ejemplo?

Un politoxicómano puede ser una persona que va al médico y éste le receta benzodiacepinas. Con el tiempo crea una dependencia a esta droga, y por la vida que lleva, mezcla este medicamento con alcohol durante mucho tiempo, lo cual le produce un nuevo estado psíquico y emocional. Y luego a lo mejor se fuma unos porros y obtiene otro estado. Puede ser una persona que está toda la semana fumando porros y llega el finde y se mete una raya de coca. Puede ser alguien que sale de fiesta y tiende a probar el éxtasis, el LSD, el speed… todas las drogas que le traigan son buenas y a menudo las mezcla con alcohol, que se suele usar mucho en combinación con otras sustancias porque es barato y accesible.

Entonces, ¿una sustancia nunca es suficiente para el politoxicómano?

No. El politoxicómano tiene una característica de asociación neuronal: empieza a beber y lo asocia con que después viene una raya de cocaína o fumar porros, porque relaciona a nivel neuronal un consumo con otro. Y si no obtiene lo que quiere se enfada, se cabrea, tiene comportamientos destructivos. Acostumbra al cerebro a determinados estímulos, y si no los tiene pierde la cordura.

¿Es una patología nueva?

La politoxicomanía ha existido siempre. Hoy quizá haya mucho más acceso a distintas drogas, nuevos formatos, como la ketamina, que es un anestésico para caballos, el cristal, que es una forma de LSD, y nuevas drogas sintéticas. Por tanto, es más fácil que una persona que busca distintas sensaciones fáciles, rápidas, tenga más alternativas de combinación de drogas para hacerlo. Y por tanto, de caer en la politoxicomanía.

Lo importante para encontrar una salida a este estado, además de dejar el consumo, es recuperar la parte espiritual, la alegría.

¿Cómo se sale de la politoxicomanía?

La adicción en general es un problema mental, emocional y físico. La persona tiene roto el alma, por así decirlo. Lo importante para encontrar una salida a este estado, además de dejar el consumo, es recuperar la parte espiritual, la alegría, y esto es lo que cuesta en una persona que tiene un sistema neuronal con un recuerdo muy falso de lo que es la auténtica alegría. Y que reconozca dónde están los valores profundos, verdaderos, de su vida es lo complicado. Hablamos de paciencia, tolerancia, esperanza, humildad, aceptación, fe y gratitud.

Ayuda compartiendo

Artículos relacionados

Adicción: «Robaba, manipulaba, mentía, vendía todas mis cosas de valor…”

Hoy, desde una vida más plena, con metas y responsabilidades, D. Hernández relata a Adictalia la dura historia de su adicción a las drogas. Arrancó...


Categoría: Adicción
Publicado:

Leer más

«La familia de un adicto a la cocaína sólo puede acudir a un profesional»

Por medio de esta entrevista elaborada por especialistas de Adictalia, te contamos cuáles son las características del consumo de cocaína y...


Categoría: Adicción, Tratamientos
Publicado:

Leer más

La enfermedad de la adicción: reconocida por la OMS pero estigmatizada por la sociedad

Por qué la adicción es una enfermedad y cómo debemos actuar como familiares de una persona adicta.


Categoría: Adicción
Publicado:

Leer más

Te escuchamos.
L-V de 10-19.30H


900 525 727